Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

10 Ago 202216:13

h ADN

Carlos Sisternas (Fenin): “Si hacen falta más UCIs, necesitamos más tecnología sanitaria”

28 Oct 2021 — 04:58
Por J.Vera
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

El presidente de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) en Cataluña, Carlos Sisternas, apuesta por mantener la inversión una vez finalicen los planes de ayuda en 2023.

Carlos Sisternas (Fenin): “Si hacen falta más UCIs, necesitamos más tecnología sanitaria”

 

La crisis derivada de la pandemia ha sido una gran prueba de estrés para todas las áreas del sector de la salud en España. En este contexto, la tecnología sanitaria se ha demostrado mayormente obsoleta. Así lo opina Carlos Sisternas, presidente de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) en Cataluña. Sisternas destaca que el país necesita “fortalecer la inversión de los equipos que no estén en el plan Inveat y hacer un programa de mantenimiento a partir de 2023”.

 

Pregunta: Un informe de Fenin situaba a España en el penúltimo lugar de la Unión Europea (UE) en cuanto a obsolescencia hospitalaria ¿El sector puede aprovecharse de esta situación?


Respuesta: La situación de los equipos de tecnología médica en España, y un ejemplo de ello son las resonancias, están muy obsoletos, sobre todo si se compara con la cantidad de opciones técnicas que se dispone actualmente. Para solventar la situación, el Ministerio ha puesto en marcha el Plan Inveat para 2021, 2022 y 2023. Este plan orientado a las Comunidades Autónomas invertirá 800 millones de euros, de los que un 70% se van a dedicar a la renovación de aparatos, mientras que el resto será para adquirir más equipos.

 

P.: ¿Hay más interés por invertir en tecnología sanitaria que en otros sectores de la salud?


R.: El Covid-19 nos ha revelado muchas verdades escondidas. El mejor ejemplo son las Ucis, y con la pandemia nos hemos dado cuenta de que no tenemos un número suficiente de ellas. Una UCI es pura tecnología sanitaria, además de los profesionales, por supuesto. Pero lo que sí es seguro es que si hacen falta más UCIs, necesitamos más tecnología sanitaria.

 

P.: ¿Se está gestando una burbuja en el mercado de la tecnología sanitaria?

 

R.: Si en España no tuviéramos las listas de espera que tenemos, estaríamos en situación de tener ese riesgo, pero, mientras eso no pase, no habrá burbuja. Además, la tecnología sanitaria es un mercado inagotable ya que siempre se puede mejorar en todo.

 

 

 

 

P.: ¿Hacen falta más subvenciones públicas?


R.: Hacen falta dos cosas. Fortalecer la inversión de otros equipos que no estén en el plan Inveat, lo que incluiría sobre todo a ecógrafos o dializadores y hacer un programa de mantenimiento a partir de 2023. Ese año, el Plan Inveat nos dejará en una buena situación. Aun así, si nos pasamos cinco años sin invertir en tecnología sanitaria, volveremos a la misma situación.

 

P.: Dentro del sector de la tecnología sanitaria, ¿qué subsectores se han visto más beneficiados por la pandemia?


R.: Todo lo referente al diagnóstico ha sido la clave durante la pandemia, por lo que se ha visto muy beneficiado. Aun así, los que han salido mejor parados son los ámbitos que competen a los análisis clínicos, y no solo los referentes al Covid-19. Sobre todo, las áreas relacionadas con la biología molecular, que son las que exigen más dificultades técnicas.

 

P.: ¿Y cuáles menos?


R.: Las áreas asociadas a quirófano, diabetes, problemas cardiovasculares o cáncer han sido las más perjudicadas. Aun así, en los próximos meses la inversión se recuperará a la par que retome la normalidad clínica. Está claro que alguien con diabetes o cáncer no se puede permitir un año sin que le hagan seguimiento.

 

 

 

 

P.: ¿Renovar las tecnologías sanitarias sólo es un problema económico?

 

R.: Poner una resonancia en un hospital implica otras aplicaciones que se deben realizar en el centro: instalar pantallas de radiación, reforzar el suelo de la sala donde se ubicará el aparato... Tras el Covid-19 hay mucho trabajo por hacer, pero la industria cumplirá.

 

P.: ¿Cómo está afectando al sector la rotura de la cadena de suministro?

 

R.: Hay algunos problemas con el suministro de semiconductores utilizados en tecnologías sanitarias. Se está intentando mejorar en este sentido, aunque la logística se ha encarecido mucho. Aun así, miramos con optimismo el futuro más inmediato.

 

P.: ¿Qué país debe ser un modelo para España?

 

 R.: Francia es un país que podríamos mirar. Su estrategia es clara: si un equipo sanitario tiene más siete años, se paga una parte proporcional del coste de la prueba. Con el objetivo de ahorrarse este gasto, los hospitales intentan tener actualizados sus aparatos. Si se consultan las estadísticas, se ve claramente que la cosa funciona. Aun así, de momento, España sigue en la banda baja de la tabla.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...