Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

29 Jun 202200:32

h ADN

David Medina (Spaincares): “Colaborar no significa privatizar la sanidad”

29 Abr 2022 — 04:56
Por A. Escobar
Compartir
Me interesa

El presidente de la patronal española de turismo sanitario Spaincares considera que el sector privado puede colaborar con el público en la concertación de servicios y que este último se valga a la hora de responder a la demanda de pacientes.

David Medina (Spaincares): “Colaborar no significa privatizar la sanidad”

 

David Medina es el presidente de la patronal de turismo sanitario Spaincares, una sociedad que trabaja para incentivar la llegada de turistas para este ámbito en España. Medina también es gerente de Grupo Policlínica en Baleares. El ejecutivo opina que el trabajo de prevención de patologías y el de seguimiento de patologías crónicas se ha visto afectado y el sector privado puede colaborar con el público a través de concertación de servicios.

 

Pregunta: Hay una tendencia a la concentración en el negocio de la salud. ¿Irá a más en los próximos años?

Respuesta: Venimos de un proceso muy importante de concentración en salud. Hay cuatro o cinco grandes grupos a escala nacional que han ido creciendo a través de la absorción de otros pequeños centros y va a ir a más en los próximos años. Los grandes grupos, al competir entre sí, tienden a concentrar un mayor número de pacientes y a ganar cuota de mercado. Cada vez existen menos pequeños centros y menos pequeños centros monográficos. La tendencia es clara en todo el mundo.

 

P.: ¿En qué posición quedan hoy los grupos independientes? 

R.: Sigue habiendo pequeños hospitales temáticos y pequeñas clínicas que son propiedad de pocos socios o incluso una sola persona, pero cuanto más grande se hacen los conglomerados empresariales más residual se vuelve tu facturación y actividad. El papel que tienen ahora es casi de supervivencia.

 

P.: ¿Qué rol juegan los seguros privados para las empresas privadas del sector?

R.: Los seguros privados son la contraparte, es decir, sin hospitales privados no habría sanidad privada, pero tampoco habría sanidad privada sin seguros privados. El mercado ha sufrido una gran transformación en los últimos años. El paciente privado ha perdido muchísimo peso, los seguros de salud han copado el mercado y se ha acentuado a partir de la pandemia.

 

 

 

 

 

P.: ¿El aumento del número de personas con seguro privado puede implicar un empeoramiento del servicio? 

R.: Puede afectar de dos formas. Primero, hay que destacar el grado de saturación de la sanidad privada. El sector privado se ha cargado y puede haber un incremento de las demoras. El segundo aspecto es que a veces los seguros privados no son del todo claros a la hora de transmitir lo que realmente se le está vendiendo al paciente. Las ventas de las pólizas de salud se han globalizado y en ocasiones se produce la venta, pero no se transmite la información necesaria.

 

 

 

 

P.: ¿Cómo conviven el sector privado con el servicio público de salud? ¿Cómo se puede establecer una mayor colaboración?

R.: Es muy mejorable y necesaria la colaboración público-privada. El trabajo de prevención de patologías y el de seguimiento de patologías crónicas se ha visto afectado y el sector privado puede colaborar con el público a través de concertación de servicios. Es un estandarte que llevamos agitando desde la sanidad privada desde hace tiempo. No implica privatizar la sanidad pública, sino que esta se valga de la privada para prestar un servicio que ahora no puede ofertar.

 

P.: ¿Cuáles son los modelos de referencia a escala internacional, es decir, los países que más han avanzado en la modernización del sistema de salud? 

R.: Haría un poco de patria. El referente en el mundo occidental en modernización del sistema de salud, universalidad y formación de profesionales es precisamente España. Hay ejemplos en el Sudeste Asiático y Oriente Próximo como Dubái, Indonesia, Malasia o Tailandia que se han especializado en turismo de salud, haciendo una verdadera inversión y captando profesionales de otros lugares.

 

 

 

 

 

P.: ¿España ha mejorado su posición en turismo sanitario? 

R.: España está en las mismas condiciones que en la etapa prepandemia, pero con menos pacientes. Seguimos teniendo un sistema sanitario e infraestructuras turísticas top, pero no estamos posicionados en el lugar que deberíamos estar. Es un problema de promoción, porque no hay que invertir un solo euro en infraestructuras, profesionales o tecnología.

 

P.: ¿Qué aspectos pueden mejorar la eficiencia en la prestación del servicio médico y la optimización de los recursos con la ayuda de la tecnología? 

R.: Se está produciendo una verdadera disrupción en lo que respecta a las videoconsultas con el médico. Esto tiene sus pros y sus contras. En un sistema saturado puede ser una vía para poder realizar consultas de una manera más eficaz y barata cuando tenemos atasco. Las nuevas tecnologías acortan estancias, convalecencias de las cirugías y permiten atender a un mayor número de personas con unos plazos de recuperación mucho menores.

 

P.: ¿Ha mejorado la gestión sanitaria a raíz de la pandemia? 

R.: La gestión sanitaria ha aprendido de la pandemia y a adaptarse a las nuevas circunstancias y a un entorno que de la noche a la mañana se volvió algo más que hostil. Hemos sabido aprender a luchar contra el virus y hemos aprendido mientras íbamos haciendo. A marchas forzadas.

 

 

 

 

 

P.: ¿La pandemia ha beneficiado a las empresas del sector de la salud? 

R.: Ha habido muchas empresas del sector de la salud que se han quedado en el camino y otras que han sufrido durante la pandemia. En cuestión de imagen y percepción de los pacientes sí que ha salido beneficiado el sector.

 

P.: ¿Sería bueno que el sector incorporara a ejecutivos de otras industrias o es peligroso que haya directivos sin conocimientos sanitarios? 

R.: Los gestores de grupos sanitarios deben tener una especialización en formación sanitaria. No necesariamente tienen que ser médicos, caben otros tipos de profesionales en la gestión, pero deben tener formación en gestión de servicios de salud.

 

P.: PlantaDoce cumple en 2022 cinco años. ¿Cómo se gestionará el sector dentro de cinco años? 

R.: No estamos ante grandes cambios. Los sistemas de gestión sanitaria han dado un salto importantísimo en los últimos diez o quince años. La tendencia será ir hacia una mejor gestión de big data, una mayor capacidad para mejorar los tiempos de espera o una mayor eficiencia de los profesionales.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...