Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

18 Oct 201909:46

h ADN

Nuria Pastor (HumanITcare): “Al paciente se le acabará pagando por aportar datos clínicos”

02 May 2019 — 04:56
Por Albert Cadanet
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

La consejera delegada de HumanITcare opina que la aplicación del real world data en ensayos clínicos acaba de empezar y defiende que estos nuevos métodos pueden aplicarse en otros campos como el cuidado asistencial.

Nuria Pastor (HumanITcare): “Al paciente se le acabará pagando por aportar datos clínicos”

 

Nuria Pastor es la actual consejera delegada de HumanITcare, una empresa especializada en el desarrollo de plataformas para monitorizar los datos de los pacientes en estudios clínicos. La ejecutiva, que también posee un máster en Investigación de Neurociencias por la Universidad Autónoma de Barcelona, considera que la investigación clínica “ha puesto en valor” el uso de datos en medicina y que las start ups “han permitido acelerar su implantación”.

 

Pregunta: ¿Qué es exactamente el real world data?

Respuesta: Son los datos que existen en el mundo real, que pueden obtenerse a través de cuestionarios o dispositivos y que están asociados a ensayos clínicos. Dentro del real world data se encuentra la rama de real world evidence, que analiza los datos obtenidos que conducen a evidencias.

 

P.: ¿Por qué es tan importante el uso de estos datos?

R.: Porque la medicina está experimentando un cambio de paradigma a todos los niveles. Los análisis clínicos actuales están muy basados en cómo se encuentra el paciente en un momento dado. El real world data, en cambio, proporciona una radiografía mucho más amplia en la enfermedad del paciente.

 

P.: ¿Cuál es su grado de implantación?

R.: Realmente no acaba de estar consolidado. La industria ya lleva cinco años hablando de este término y organismos como la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) o la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) están pidiendo datos cada vez más objetivos. El sector está al alza, pero la regulación todavía no se encuentra en una fase avanzada.

 

 

P.: ¿Quién ha impulsado la apuesta por el real world data?

R.: Todo viene de la investigación clínica, que ha sido quien ha puesto en valor todos estos datos. Aun así, las start ups han permitido acelerar los procesos de implantación de real world data y real world evidence.

 

P.: ¿Qué ha provocado que este tipo de metodologías no se hayan implantado hasta ahora?

R.: Creo que hasta ahora no éramos conscientes del valor que tenían los datos, especialmente en el terreno médico. Por otra parte, todavía hay mucho camino por recorrer en el ámbito regulador. A día de hoy, la aprobación de un fármaco sigue siendo muy personalizada y los límites del real world data no están del todo claros.

 

P.: Estados Unidos siempre es un país referente en el desarrollo médico. ¿Qué ventajas e inconvenientes presenta Europa a la hora de avanzar en plataformas de recopilación de datos?

R.: De entrada, tenemos un buen ecosistema de empresas. Además, desarrollar la tecnología es menos costoso en Europa. Aun así, la inversión en el continente es menos arriesgada. En Estados Unidos las inversiones en start ups son muy altas, algo que agiliza su adaptación a las exigencias de los mercados.

 

 

P.: ¿Qué oportunidades de negocio ofrece el sector?

R.: El mercado europeo y estadounidense de ensayos clínicos alcanzará un valor de 1.350 millones de dólares (1.210 millones de euros) en 2023. La misión de las empresas del sector consiste en hacer el seguimiento de los pacientes de manera remota y, más adelante, trasladar esta tecnología al sector animal. Por otra parte, también prevemos que el real world data se use en los próximos diez años para analizar los datos de los pacientes asistenciales.

 

P.: ¿Qué supone la implantación de estos nuevos métodos a las empresas del sector?

R.: Llevar un fármaco al mercado tarda unos 12 años y un ensayo clínico supone una inversión media de 2.600 millones de dólares (2.240 millones de euros). En este sentido, los nuevos métodos para hacer un seguimiento de los pacientes pueden ahorrar a las farmacéuticas un 17,6% de los costes asociados a los ensayos clínicos.

 

 

P.: A día de hoy prácticamente todo el mundo tiene un smartphone. ¿Llegará el día en qué todo el mundo también lleve encima un dispositivo que registre sus constantes?

R.: Absolutamente. Tenemos la vista puesta en este punto. Los hospitales y centros médicos todavía no están preparados para hacer seguimientos a gran escala, pero pensamos que esta situación se convertirá en una realidad.

 

P.: ¿Cuáles son los grandes retos del real world data para los próximos años?

R.: Se necesita mucha investigación en análisis de datos. Por otra parte, no debemos perder de vista al paciente. Pienso incluso que al paciente se le acabará pagando por aportar sus datos clínicos.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...