Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

28 Feb 202022:20

h Empresa

2019, el año de la concentración en el sector de la salud en España

23 Dic 2019 — 05:00
Por Alberto Escobar
Compartir
Me interesa

El sector hospitalario ha sido en 2019 uno de los más activos en el campo de las operaciones corporativas. HM Hospitales, Quirónsalud y Ribera Salud fueron algunos de los nombres propios del ejercicio.

2019, el año de la concentración en el sector de la salud en España

 

 

El negocio sanitario español continúa siendo un gran escaparate de atención y un atractivo para el inversor. La concentración de la industria ha seguido estando presente a lo largo de 2019, sobre todo en segmentos como el hospitalario, el de la tercera edad y dependencia y el mercado de la salud reproductiva. HM Hospitales, Quirónsalud, Ribera Salud, Sanitas o Procreatec son algunas de las compañías que se han ido de compras en los últimos doce meses. 

 

Uno de los principales exponentes en el sector hospitalario español en 2019 ha sido HM Hospitales. El operador sanitario madrileño, controlado por la familia Abarca Cidón, ha llevado a cabo distintas operaciones corporativas a lo largo del año, sobre todo en feudo catalán. Tras un 2018 agitado en el que el grupo adquirió el Hospital Delfos de Barcelona, después de suscribir una ampliación de capital de veinte millones de euros, realizó la compra de la Clínica Sant Jordi y selló un preacuerdo para hacerse con el Hospital de Nens, también en la capital catalana. 

 

En el primer trimestre de 2019, HM Hospitales se hizo con el 77% del accionariado de la Clínica Sant Jordi de Barcelona. El grupo madrileño tiene previsto destinar cincuenta millones de euros durante los próximos años para renovar las instalaciones. El proyecto contempla la posibilidad de construir un nuevo edificio para albergar una nueva área dedicada a la maternidad, con servicios como una unidad de cuidados intensivos (UCI) neonatal, unidades de parto de baja intervención y urgencias ginecológicas de 24 horas.

 

Pero no es la única operación corporativa sellada por este grupo hospitalario. En su apuesta por erigirse como uno de los principales players de la sanidad privada en Cataluña, el pasado julio cerró un preacuerdo para que la Fundació Hospital de Nens se incorporase a su red. Esta operación se cerró oficialmente el 6 de noviembre. La entidad nació fruto del esfuerzo de la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl entre 1886 y 1890. Actualmente, es uno de los centros pioneros en asistencia, docencia e investigación en el campo de la pediatría en Barcelona.

 

 

 

 

 

Sin moverse del sector hospitalario, otro de los protagonistas es Ribera Salud. El grupo empresarial valenciano de gestión sanitaria fundado en 1997, participado por Centene Corporation y Banco Sabadell, anunció en octubre la adquisición de la compañía checa OB Klinika, una empresa centrada en cirugía de alta especialización. Con más de 130 trabajadores, realiza cerca de 500 operaciones bariátricas al año, un 33% de todas las intervenciones de este tipo que tiene lugar en República Checa. Ribera Salud selló la operación a través de Centroeuropa PDG, aunque no se especificaron más detalles acerca de la transacción.

 

La adquisición de OB Klinika se produjo un año después de que Ribera Salud se hiciera con una participación mayoritaria de la eslovaca Pro Diagnostic Group, una compañía especializada en radiología y medicina nuclear. De hecho, esta operación quería sentar las bases para que Ribera Salud desarrollara una plataforma para crecer en otros países del centro y este de Europa.

 

En España, el operador valenciano llevó a cabo en el último trimestre de 2019 la compra al grupo Nosa Terra del 93% del Hospital de Povisa de Vigo. Nosa Terra ha gestionado desde 1996 este emblemático centro médico y asistencial con más de 500 camas y 1.500 profesionales.

 

Con esta operación, el grupo Ribera Salud continúa diversificando su campo de actividad y entra por primera vez en la sanidad gallega. Povisa es el centro hospitalario privado más grande de España, con más de 40.000 metros cuadrados. En el ámbito público, gestiona para el Servicio Gallego de Salud (Sergas) y da atención a 134.000 ciudadanos. Povisa es, también, el único hospital privado de Galicia que tiene formación MIR para profesionales de varias especialidades (medicina interna, cirugía general, anestesiología, radiología y traumatología, entre otras).

 

Meses antes, la compañía liderada por Alberto de Rosa, consejero delegado de Ribera Salud, recuperó la gestión del Hospital de Torrejón (Madrid). Centene Corporation adquirió la participación de Sanitas y Asisa de la empresa Torrejón Salud, concesionaria del centro madrileño. Ribera Salud puso en marcha el hospital en 2011 y lo gestionó hasta 2012.

 

 

Quirónsalud también se subió a la ola de la concentración del sector en 2019. En mayo, el gigante hospitalario, propiedad de la alemana Fresenius, integró en su red asistencial a Dígest Grup Mèdic, grupo de atención ambulatoria de Badalona (Barcelona), que cuenta con más de 120 profesionales, una cartera con más de 30 especialidades médicas y una amplia dotación de equipos diagnósticos. 

 

Su principal centro, Dígest Centre Mèdic, se encuentra en el número 53 de la calle dels Arbres de Badalona. Tras esta integración, los pacientes pueden disponer de nuevas especialidades médicas, además de tener un acceso más sencillo a los hospitales del Grupo Quirónsalud en la provincia de Barcelona (Hospital Quirónsalud Barcelona, Centro Médico Teknon u Hospital Universitari Dexeus, entre otros). Asimismo, avanzó que en 2021 levantará un nuevo hospital en Badalona (Barcelona) sobre una superficie de 14.000 metros cuadrados.

 

Las instalaciones, cuyo coste será de 35 millones de euros, contarán con cien camas de hospitalización y ofrecerá una amplia cartera de servicios con atención en todas las especialidades.  También durante el año pasado, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (Cnmc) acordó la aprobación de la adquisición por parte de Quirónsalud del negocio sanitario de la Clínica Santa Cristina en Albacete. 


Vithas, por su parte, selló en mayo un acuerdo para hacerse con Eurocanarias Oftalmológica, sociedad titular de la clínica Eurocanarias Instituto Oftalmológico. La incorporación del centro insular permite al grupo colocarse como referente nacional en este mercado. El broche final lo pondría con la compra del Hospital La Milagrosa de Madrid, una operación corporativa por la que han mostrado interés otros grandes players. Según la última información disponible, el gerente del complejo, Tomás Vera, abandonó la entidad y la compañía participada por la familia Gallardo, dueña de los laboratorios Almirall, sería el finalista en la compra de este activo. 

 

 

 

 

 

HLA, que agrupa la atención asistencial de la aseguradora Asisa, incorporó el año pasado a su cartera la Clínica Salvum de Santa Pola, anteriormente conocida como Clínica Gran Alacant. Vistahermosa se hizo con el 51% de los títulos después adquirir la parte accionarial que poseía el empresario ilicitano Juan Pascual Sansano, ex propietario de la cadena de supermercados El Árbol y que accedió a la mercantil en 2016. Aunque la socia original, Juana Soriano Alcaraz, sigue en la compañía como accionista minoritaria, el nuevo director es, desde el pasado 8 de agosto, José Vicente Riera Beviá, del grupo HLA.

 

Más allá del ámbito hospitalario, la concentración del sector de la salud es palpable en el negocio de las aseguradoras. Un ejemplo de ello es Sanitas, que a principios de 2019 adquirió Ginemed, una de las principales compañías españolas que prestan servicio en el campo de la fertilidad, para extender su actividad en toda España.

 

Ginemed tiene su centro de operaciones en Sevilla y cuenta con una red de seis centros de reproducción, con laboratorio y quirófano propios, y doce centros de proximidad en España y Portugal, en los que trabajan más de 200 profesionales asistenciales. Esta alianza, que incluye la toma de un paquete accionarial mayoritario por parte de Sanitas en el capital de Ginemed, permite a Sanitas Hospitales ampliar su actual oferta asistencial de servicios de fertilidad.

 

En esta batalla también participa Catalana Occidente. La aseguradora cerró en el primer trimestre del año pasado la compra de la compañía de seguros personales para España Antares, antes propiedad de Telefónica, por un importe total de 161 millones de euros.

Antares ofrece seguros de salud, vida riesgo, accidentes y vida ahorro a más de 200.000 asegurados en España y cuenta con un amplio cuadro médico de profesionales de la salud, clínicas y hospitales. La empresa inició su actividad en 1987 y en 2011 comenzó su expansión más allá del entorno de Telefónica y sus empleados.

 

 

 

 

Las empresas especializadas en tratamientos de fertilidad tampoco han restado ajenas al movimiento. Sin ir más lejos, el mayor grupo de reproducción asistida del mundo ha sido uno de los grandes protagonistas de 2019. El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) anunció que estudiaba la venta de un 30% de su capital, una participación que tiene un valor de entre 300 y 360 millones de euros. Según declaraciones de la propia empresa, la entrada de un nuevo socio serviría para “estudiar posibles opciones estratégicas para crecer”.

 

De hecho, la compañía se encuentra en pleno proceso de reorganización interna. En su última memoria anual, el grupo valenciano señaló que sus dos principales prioridades pasan por “una reordenación societaria” y la “expansión en zonas geográficas estratégicas”. En paralelo, el IVI también estudia su salida a bolsa para que sus accionistas minoritarios puedan desinvertir.

 


 

 

 

 

Los otros dos protagonistas de la industria fueron IVF y Procreatec. En julio, ambos grupos formalizaron un acuerdo de fusión con el objetivo de ser más competitivos. Tal y como señaló Jorge López, ex consejero delegado de la Clínica Tambre, el sector de la reproducción asistida “está altamente fragmentado”. “La presión competitiva está provocando que las operaciones de fusión tengan cada vez más sentido”, añadió. Todo ello se produjo en un contexto dominado por los bajos tipos de interés, un factor clave para este tipo de transacciones.

 

El dental, por su parte, también despertó el interés de los inversores. Entre las operaciones corporativas más destacadas del año se encuentra la compra de Sineldent por parte de Phibo, una adquisición cuyo objetivo pasa por impulsar las ventas en un mercado donde los players cada vez son más grandes.

 

La misma fórmula usó Vivanta, que en febrero se hizo con el grupo Vera Dental para seguir avanzando en su estrategia de expansión, que pasa por superar la barrera de las 350 clínicas dentales en 2023. Coincidiendo con estas adquisiciones, el grupo controlado por Portobello selló el fichaje de dos altas ejecutivas para conseguir sus objetivos. Las escogidas fueron Marisa Rodríguez, antes directora general de Clínicas Dentales Dentix, y Nuria Presa, directora de márketing de la filial de Sony en la Península Ibérica.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...