Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

15 Oct 201923:30

h Empresa

Biocat: impulso político para la bioregión más potente de España

31 Jul 2019 — 05:00
Por Albert Cadanet
Compartir
Me interesa

La organización cuenta con un directorio compuesto por más de 1.100 empresas y centros de investigación que generan más de 30.000 millones de euros anuales.

Biocat: el motor que impulsa a la bioregión más potente de España

 

El sector biotecnológico catalán es uno de los más prometedores de Europa. Las empresas del ecosistema acumulan tres años consecutivos levantando más de cien millones de euros anuales de inversión a través de rondas, generan más de 223.000 puestos de trabajo y un negocio de más de 30.000 millones de euros por ejercicio, una cifra que equivale al 7,2% del producto interior bruto (PIB) de la región. El éxito de la industria es obra del tejido empresarial, los centros de investigación y los fondos de inversión, todos bajo el denominador común de Biocat.

 

Fundada en 2006 y con sede en el Parc Científic de Barcelona (PCB), Biocat surgió como iniciativa política para dar impulso al sector biotecnológico de Cataluña. Su máximo órgano de dirección es el patronato, encabezado por el mismo presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim torra, y el consejero de Salud del territorio (este último en calidad de vicepresidente primero).

 

El resto de miembros, la mayoría de ellos representantes de empresas privadas y asociaciones de la salud, son designados por el Gobierno catalán, el Ayuntamiento de Barcelona y distintas organizaciones empresariales como Farmaindustria, CataloniaBIO&HealthTech o Fenin Catalunya. Entre ellos se encuentran figuras como Jorge Gallardo, presidente de Almirall; Antoni Esteve, consejero de Esteve y fundador de Adsalutem Institute, o Joan Elias, presidente de la Associació Catalana d’Universitats Públiques (Acup).

 

 

El patronato es, a su vez, quien nombra al director general de Biocat, un cargo que actualmente ostenta Jordi Naval. Para este directivo, el papel de la asociación dentro de la bioregión es vital. “Somos el principal catalizador de los proyectos que se desarrollan en la región”, señala el ejecutivo. Según los últimos datos facilitados por el ente, Biocat reúne a más de mil empresas y 89 centros de investigación vinculados a la salud y las ciencias de la vida.

 

A día de hoy, la estrategia de la organización pasa por dos puntos clave. “Una de nuestras prioridades consiste en atraer financiación y actuar como puerta de entrada de los inversores al sector”, apunta Naval. Por otra parte, “Biocat actúa en coordinación con los centros de investigación, universidades y hospitales para acelerar en el desarrollo de proyectos y su transferencia”, añade el directivo.

 

La consecución de estos objetivos llega gracias a iniciativas como Moebio o The Investment Readiness Series, todas en dirección a la aceleración de las start ups del sector. Moebio es un proyecto que reúne distintos programas formativos (algunos de ellos en Silicon Valley y Boston) y pone en contacto a profesionales del sector con emprendedores de la región. En los últimos diez años, Biocat ha invertido más de once millones de euros en 300 programas que han beneficiado a 96 empresas. El programa también cuenta con el apoyo de la EIT Health y la farmacéutica Ferrer.

 

 

The Investment Readiness Series, en cambio, busca establecer relaciones a largo plazo entre empresas emergentes y oficinas de transferencia de tecnología (TTO, por sus siglas en inglés). En este sentido, la asociación impulsa varias convocatorias al año para acercar los proyectos más novedosos a potenciales inversores. Para organizar estos eventos, Biocat cuenta con un presupuesto anual de dos millones de euros, la mayoría proveniente de fondos europeos.

 

El trabajo de Biocat ha permitido que distintas empresas biotech del territorio hayan cerrado grandes rondas de financiación. Dos de los casos más recientes han sido protagonizados por Minoryx y Abac Therapeutics, que levantaron 20 millones de euros y 16 millones, respectivamente en 2018. A ellas les sigue una larga lista de compañías como Biuonure, Pangaea Oncology o Mediquo con rondas de entre uno y diez millones de euros.

 

En 2018, las biotech catalanas consiguieron levantar 106 millones de euros, un 1,9% más respecto al ejercicio anterior. Aun así, el sector mantiene su inconformismo. “Queremos captar 500 millones de euros en 2025”, asevera Naval. Desde Biocat, además, se plantean otro reto. “En los próximos seis años confiamos en tener 50 terapias en fase clínica de desarrollo; ahora tenemos 18”, concluye el director general de la organización.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...