Empresa

Clínica Universidad de Navarra crece un 8% y anota un beneficio de veinte millones en 2023

El grupo hospitalario ha situado sus ingresos en 326 millones de euros durante su último ejercicio fiscal. En paralelo, el operador invertirá alrededor de diez millones para seguir avanzando en innovación hospitalaria y medicinal.

Clínica Universidad de Navarra crece un 8% y anota un beneficio de veinte millones en 2023
Clínica Universidad de Navarra crece un 8% y anota un beneficio de veinte millones en 2023
La Clinica Universidad de Navarra ha sumado 30 camas a su sede de Madrid con una ampliación de 1.200 metros cuadrados de sus instalaciones en la capital.

María Bertero

21 may 2024 - 05:00

La Clínica Universidad de Navarra (CUN) suma y sigue. El grupo hospitalario privado, con sedes en Pamplona y Madrid, ha cerrado el último ejercicio con una cifra de negocio de 326 millones de euros, un 8% más que el año anterior. Pese a la escalada, el ritmo de crecimiento es menor al ejercicio anterior, cuando el grupo creció un 10%, pero superior a las previsiones de un alza del 6% que la CUN había avanzado el año pasado.

 

Según ha informado a PlantaDoce Luis Gaytán, gerente de la CUN, el beneficio de la clínica en 2023 fue de veinte millones de euros. “Valoramos esta cifra de manera muy positiva porque explica que nuestro modelo de negocio es sostenible y al ser una asociación sin ánimos de lucro necesitamos estos números para seguir invirtiendo y expandiéndonos”, señala el directivo.

 

Recientemente, la CUN inauguró la ampliación de su clínica en Madrid con 1.200 metros cuadrados adicionales con treinta camas más. “Con esta ampliación podemos atender mejor a nuestros pacientes y los profesionales cuentan con más espacio para desarrollar su trabajo”, añade Gaytán.

 

 

Para lo que resta del año y de cara al próximo curso, la CUN tiene previsto seguir invirtiendo en innovación y tratamientos para sus pacientes. Una de esas inversiones corresponde a un nuevo acelerador lineal con resonancia magnética para reducir las sesiones de radioterapia, para el que la CUN ha destinado diez millones de euros.

 

El nuevo equipamiento brinda imágenes de una calidad muy superior en el momento del tratamiento, permitiendo minimizar la toxicidad de la radiación y reducir el número de sesiones de veinte o 25 a tan sólo cinco. La CUN instalará el nuevo equipo en su sede de Pamplona.

 

En Madrid, el grupo hospitalario destinará parte de su presupuesto a mejorar los servicios de diagnóstico por imagen. Se trata de un TAC con tecnología photon counting que brinda al profesional más cantidad de imágenes y expone a menores dosis de radiación al paciente.

 

Los planes de la CUN pasan por incorporar también este año servicios de resonancia magnética de 3 teslas y Spect-CT. “Seguimos invirtiendo en inteligencia artificial (IA) y herramientas para análisis de datos e información clínica de los pacientes con el objetivo de brindar una mejor atención”, asegura Gaytán.

 

 

En línea con sus planes de avanzar en innovación y desarrollo, el grupo ha realizado en su sede la primera intervención bilateral con sistema Hifu para pacientes con temblor esencial, al mismo tiempo que su personal médico y de enfermería recibe a menudo reconocimientos a escala nacional y mundial.

 

“Nuestra línea de trabajo está enfocada en comprometernos con la calidad de atención, centrando nuestros esfuerzos en conseguir la acreditación de procesos de atención clínica para pacientes con cáncer”, confiesa el directivo.

 

En sus dos sedes, la CUN da empleo a 3.400 profesionales y atiende anualmente un total de 471.000 consultas de 45 especialidades. El grupo, que abrió su sede en Madrid en 2018, forma parte de la Universidad de Navarra, institución educativa que fue promovida por Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei.

 

El equipo directivo está liderado por José Campos Capelastegui, director general y Luis Gaytán de Ayala, gerente de la CUN. El campus de Madrid está dirigido por Esperanza Lozano Guerra y tiene como director médico a José Manuel Moreno, mientras que el responsable médico en Pamplona es Víctor Valentí. Por otra parte, Nicolás García González es el director médico general de la CUN; Carmen Rumeu Caseres, directora de enfermería; e Iñigo Goenaga González, director de desarrollo.