Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

20 Feb 202011:19

h Empresa

Esteve: carpetazo a la reestructuración de su división ‘farma’ tras perder 32,6 millones en 2018

20 Nov 2019 — 05:00
Por Albert Cadanet
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Bajo la denominación Esteve Pharmaceuticals, esta área cerró el ejercicio con una facturación de 305,1 millones de euros, un 1,8% más respecto a los resultados de 2017.

Esteve: carpetazo a la reestructuración de su división ‘farma’ tras perder 32,6 millones en 2018

 

Esteve cierra el último capítulo en su división farmacéutica. La compañía certifica que “ha finalizado” la implantación de su nuevo plan estratégico en Esteve Pharmaceuticals, la sociedad que agrupa todas aquellas actividades centradas en la producción y comercialización de medicamentos propios. Aun así, esta división sigue sin levantar cabeza. En 2018, perdió 32,6 millones de euros, según las cuentas dipositadas en el Registro Mercantil a las que ha tenido acceso PlantaDoce.

 

Tal y como indica el documento, este nuevo plan “prevé una reorientación del negocio de la compañía para hacerlo más global, así como una focalización en el desarrollo de fármacos innovadores y especializados en áreas terapéuticas de la analgesia y el dolor”. Los tres ejes claves de este nuevo enfoque son “la medicina especializada, el desarrollo de productos propios y la expansión internacional, con especial presenta en Europa y Estados Unidos”.

 

A pesar de la conclusión de este proceso, la división farmacéutica del grupo catalán volvió a los números rojos. En 2018, la sociedad registró unas pérdidas 32,6 millones de euros, unas cifras que contrastan con el beneficio de 11,2 millones de euros de 2017. La compañía atribuye estos resultados al comportamiento de los ingresos extraordinarios.

 

 

Por una parte, Esteve señala que los ingresos de 2017 “provenían principalmente del efecto derivado del acuerdo entre la farmacéutica y Johnson&Johnson”. Entonces, Esteve recibió 60 millones de euros por devolver la licencia del fármaco Fortasec a la multinacional estadounidense, una operación extraordinaria que no volvió a repetirse en 2018.

 

En paralelo, los resultados de Esteve Pharmaceuticals se vieron lastrados por la decisión de Mundipharma de poner fin a un acuerdo firmado en 2015. La multinacional británica renunció a los derechos que poseía sobre el activo E-58425, uno de los fármacos estrella desarrollados por el grupo catalán para combatir distintas patologías contra el dolor.

 

Con esta operación, Esteve recuperó los derechos de su medicamento, pero dejó de percibir los beneficios generados por el acuerdo de licencia. En este sentido, la compañía registró unos ingresos extraordinarios de 11,8 millones de euros en 2018, un 84% menos respecto al ejercicio anterior.

 

 

Las ventas de la división farmacéutica, en cambio, experimentaron un crecimiento interanual del 1,8%. A pesar de ello, Esteve señala que el entorno actual presenta grandes dificultades para crecer. “Las constantes presiones en nuestro entorno empresarial en forma de medidas de contención del gasto farmacéutico, una contracción del mercado, la exigencia de una elevada inversión para continuar con el desarrollo de los productos en fases clínicos y la presión competitiva han provocado una erosión significativa de los márgenes operativos”, argumenta el grupo.

 

Según la compañía, esta caída en los márgenes fue motivo suficiente para aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE), una medida que terminó afectando a 85 personas. “La decisión se tomó después de un duro plan de austeridad con la reducción de gastos e inversiones […] para intentar detener y recuperar las pérdidas operativas y para adecuar la dimensión de la compañía a la nueva realidad del mercado”. El coste de este proceso fue de 8,1 millones de euros.

 

Aun así, Esteve sigue presentándose como una empresa donde la inversión en investigación y desarrollo (I+D) tiene un papel clave. En 2018, la división farmacéutica destinó 39,9 millones de euros a esta partida, copando un 75% de las inversiones totales del grupo.

 

 

A diferencia de Esteve Pharmaceuticals, el resto de sociedades vinculadas a la matriz todavía se encuentran en un proceso de reestructuración con el objetivo de “simplificar la estructura societaria, eliminar duplicidades y reducir costes”. La última operación en este sentido fue el traspaso de distintos activos a Dose Innova, una acción pensada para allanar la venta de su negocio de genéricos.

 

Según las cuentas consolidadas del grupo, Esteve registró una facturación total de 758 millones de euros en 2018, un 6% menos respecto al ejercicio anterior. El beneficio neto fue de 9,4 millones de euros, un dato inferior a los 46,5 millones de euros ganados en 2017.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...