Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

17 Oct 201907:14

h Empresa

Kymos Pharma invierte 2,5 millones en su nuevo laboratorio

02 Oct 2019 — 05:00
Por Albert Cadanet
Compartir
Me interesa

La compañía de servicios farmacéuticos ha optado por concentrar sus laboratorios en un espacio de 1.500 metros cuadrados en el Parc Tecnològic de Vallès (Barcelona), mientras que sus oficinas se encuentran en otro edificio de 1.000 metros cuadrados dentro del mismo complejo.

Kymos Pharma invierte 2,5 millones en su nuevo laboratorio

 

Kymos Pharma completa su reestructuración. La compañía de servicios farmacéuticos ha culminado la reordenación de sus instalaciones para poder asumir más proyectos y especializarse en el análisis de biosimilares para acelerar su crecimiento en 2020. La nueva infraestructura, en pleno funcionamiento desde junio de 2019, ha requerido una inversión de 2,5 millones de euros en los dos últimos años.

 

El grupo ha optado por concentrar sus laboratorios en un espacio de 1.500 metros cuadrados en el Parc Tecnològic de Vallès, situado en Cerdenyola del Vallès (Barcelona). Este cambio supone duplicar la superficie destinada anteriormente a laboratorios. Por otra parte, la totalidad de sus oficinas han pasado a otro edificio de 1.000 metros cuadrados situado a escasos metros dentro del mismo complejo.

 

“Estos cambios quieren potenciar el análisis de los biosimilares, un área que actualmente representa un 30% de la facturación de la compañía”, señala Joan Puig, consejero delegado de Kymos Pharma. En este sentido, el directivo comenta que estas moléculas “son productos complicados que requieren una gran variedad de técnicas analíticas e instrumentos para poder ser evaluados”.

 

 

Para Joan Puig, todas estas inversiones hacen de 2019 “un año de transición” para Kymos. “Esperamos cerrar 2019 con unas ventas de 10,5 millones de euros (cerca de un 20% más respecto al ejercicio anterior), pero no esperamos grandes resultados, si bien tenemos previsto mantener un ebitda claramente positivo”, apunta el consejero delegado del grupo. Sin embargo, Puig confía en registrar crecimientos de doble dígito en 2020 y “volver a incrementar la rentabilidad de la compañía”.


Por otra parte, la empresa catalana tampoco descarta crecer de forma inorgánica. “No poseemos los big pockets de grandes corporaciones, pero si encontramos una empresa pequeña que encaje con nosotros y ofrezca servicios complementarios, estaremos abiertos a valorar la oportunidad”, señala Puig. “Si cerramos un acuerdo de este tipo, sería para entrar en mercados donde tenemos poca presencia”, añade el directivo.

 

A día de hoy, Kymos concentra su actividad en España y el resto de Europa (España supone cerca del 50% de su facturación y el resto de Europa otro 30%), aunque el mercado asiático está tomando cada vez más fuerza, especialmente en países como Corea del Sur, la India y China. “Muchas compañías farmacéuticas quieren exportar su productos hacia Europa y, para ello, necesitan laboratorios homologados que acrediten la seguridad de su producto en el Viejo Continente”, explica Puig.

 

 

En este sentido, Kymos en uno de los pocos laboratorios europeos que cuenta tanto con la aprobación de la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) como con la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Aunque la presencia de la compañía en Estados Unidos es muy reducida, Puig considera que poseer ambos certificados “demuestran que los dos principales reguladores a escala mundial validan los métodos de trabajo; es un auténtico sello de calidad”.

 

Asimismo, la empresa ha apostado recientemente por una profesionalización de su consejo de administración para reforzar su imagen en el exterior. “La competencia de nuestro sector es a escala global, y nuestros clientes esperan encontrarse con una compañía sólida y con una dirección clara”, puntualiza Puig. Es por ello que el grupo ha incorporado a figuras como Montserrat Barceló en calidad de consejera externa independiente.  

 

Fundada en 2001 en el Parc Científic de la Universitat de Barcelona (Pcub), Kymos Pharma es una Contract Research Organisation (CRO) especializada esencialmente en el sector biofarmacéutico. Con sede en Cerdanyola del Vallès (Barcelona) desde 2015, la compañía cuenta con otro laboratorio en Italia y una plantilla total de 120 trabajadores. Durante estos últimos años, el grupo ha trabajado con grandes compañías como Sandoz, Novartis o Takeda pero también con pequeñas biotech como Bionure, Tigenix o Spherium Biomed.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...