Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

07 Jul 202010:56

h Empresa

La vasca Innitius cierra 600.000 euros dentro de una ronda de 1,1 millones de euros

24 Jun 2020 — 05:00
Por D. Punzano
Compartir
Me interesa

La start up con sede en el País Vasco consigue cerrar más del 60% de la financiación para mejorar Fine Birth, un dispositivo para detectar falsos indicios de parto prematuro, y espera conseguir medio millón de euros más en julio.

La vasca Innitius cierra una ronda de 600.000 euros liderada por Banco Santander

 

Innitius recibe el apoyo del capital privado. La start up con sede en la ciudad de Bilbao cierra una ronda de inversión de 600.000 euros de varios inversores de locales de Vizcaya y otros nacionales, según ha podido saber PlantaDoce. El objetivo de la compañía es ampliar la ronda de inversión hasta 1,1 millones de euros en julio.

 

Fine Birth es el dispositivo desarrollado por Innitius y permite detectar falsos indicios de parto prematuro. La compañía utilizará la financiación de la ronda para mejorar el sistema de calidad y realizar una especie de ensayo clínico para perfeccionar el algoritmo en el que se basa el dispositivo.

 

El programa Mind the Gap de la Fundación Botín incentiva el emprendimiento biotecnológico para posibilitar que las tecnologías con potencial comercial lleguen al mercado. La misma fundación invirtió medio millón de euros en Innitius hace un año.

 

 

 

 

A pesar de no trascender los nombres de los inversores, la compañía espera poder anunciar la operación completada en las próximas fechas.

 

El dispositivo Fine Birth permite detectar falsos indicios de parto prematuro a través de una sonda intravaginal que transmite ondas torsionales, las cuales miden directamente la consistencia del tejido cervical.

 

El cofundador y consejero delegado de Innitius, Rubén Molina, ha comentado que “el 85% de mujeres embarazadas ingresadas son diagnosticadas con falsas amenazas de parto prematuro” y cada ingreso cuesta 21.000 euros a la sanidad.

 

Molina ha reflejado que mantienen conversaciones con diversos centros sanitarios para realizar los ensayos clínicos. Algunos de ellos son el Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces Bizkaia, otros hospitales del País Vasco, el Hospital Universitario de Torrejón, el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia y el Hospital Universitario San Cecilio de Granada.

 

 

 

 

Innitius es una spin off de la Universidad de Granada, pero los fundadores decidieron trasladarse al País Vasco a finales de 2019 por una decisión estratégica. Molina afirma que Vizcaya es la “mejor región para desarrollar Fine Birth por la exploración que realizan las empresas y porque entramos en un centro de inversiones”.

 

“El coronavirus nos afectó, queríamos cerrar la ronda a finales de marzo”, indica el consejero delegado de la start up. Molina lamenta que, antes de la crisis sanitaria, consiguieron los primeros 300.000 euros, pero la “pandemia ha paralizado las rondas de inversión”.

 

De cara al futuro, Molina señala que “no tiene sentido focalizarse de forma local, por lo que ya tenemos en mente abrir la siguiente ronda dentro de un año de cuatro o cinco millones de euros”. Esta financiación permitiría a la compañía realizar el ensayo clínico regulatorio para conseguir la aprobación de la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) y el marcado CE de la Unión Europea. “Estados Unidos es el primer mercado para nuestro producto por su sistema sanitario descentralizado”, explica el consejero delegado de Innitius.

 

Rubén Molina es licenciado en Ingeniería de la Construcción y realizó un master en Ingeniería Civil en la Universidad de Granada. Además, el consejero delegado de Innitius fue investigador asociado a la universidad durante dos años y ha participado en diversos programas de emprendimiento como CaixaImpulse 2016, de Caixa Capital Risc, y Xplorer, del Banco Santander.

 

 

 

 

Actualmente en Innitius trabajan seis personas, cinco en España y una en Estados Unidos, que es Todd Snowden y se encarga del negocio de desarrollo. Carlos Álvarez-Iglesias es el director de operaciones de la compañía y está involucrado en varios proyectos innovadores. Por último, Alberto García es el gestor de investigación y desarrollo de Innitius.

 

Diez personas fueron los socios fundadores de la start up, además de algunos ingenieros, también profesionales sanitarios como Francisca Molina, especialista en medicina materno-fetal y terapia fetal. También son cofundadores de Innitius el ingeniero civil Guillermo Rus, el ingeniero en Informática y Telecomunicaciones Miguel Ángel Carvajal y el ingeniero industrial Rafael Muñoz.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...