Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

05 Dic 202006:54

h Empresa

Phibo fija en 2021 su recuperación tras anticipar una caída de ventas del 40% en el año del Covid

05 Oct 2020 — 05:00
Por A. Escobar
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El consejero delegado de la compañía especializada en la fabricación de prótesis dentales CAD/CAM prevé una reducción de su negocio de más de diez millones de euros en 2020.

Phibo fija en 2021 su recuperación tras anticipar una caída de ventas del 40% en el año del Covid

 

Phibo apela a 2021 como el año de su recuperación tras anticipar una caída del 40% en 2020 como consecuencia de la crisis del coronavirus. La compañía española, especializada en la fabricación de prótesis dentales CAD/CAM, pronostica un descenso de más de diez millones de euros en sus ingresos para este año, hasta 21 millones de euros, según reconoce Ignacio Mestre, consejero delegado de Phibo, a PlantaDoce.

 

Los resultados previstos para 2020 son fruto de la menor actividad de los grupos sanitarios privados en España como consecuencia de la crisis del Covid-19 y la declaración del estado de alarma, que abocó al cierre temporal de muchas compañías durante meses. No sería hasta 2021 cuando Phibo se acercaría a las cifras pre Covid-19, alcanzando una facturación superior a los treinta millones de euros y un resultado bruto de explotación (ebitda) de siete millones de euros.

 

La empresa con sede en Sentmenat (Barcelona) cerró 2019 con una facturación de 35 millones de euros, según comenta Mestre. El ejercicio 2020 será de impás y el grupo cerrará con unos ingresos de 21 millones de euros y un ebitda de entre dos y 2,5 millones de euros.


El director ejecutivo de Phibo pronostica estos resultados después de que en el primer semestre de 2020 la compañía llegara a un acuerdo con la banca para adecuar su estructura financiera a la crisis derivada del Covid-19. Los principales accionistas de la empresa, Nazca Capital y la familia García Sabán, llevaron a cabo una ampliación de capital de dos millones de euros.

 

Asimismo, la banca le proporcionó al grupo nuevas líneas de liquidez por valor de casi cinco millones de euros con avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Esto permite dar estabilidad a la deuda de la compañía, que roza los treinta millones de euros, y atender regularmente a los vencimientos e intereses de este año.

 

 

 

 

“Para nosotros 2020 es un año de supervivencia y nos servirá para prepararnos de cara a 2021 y normalizar entonces nuestra actividad”, resalta el consejero delegado de Phibo. Y es que la compañía catalana está recuperando poco a poco el pulso de la actividad, lo que ha permitido retirar el expediente temporal de regulación de empleo (Erte) llevado a cabo en los primeros meses del año y continuar trabajando con los clientes.

 

Mestre comenta que en el peor momento de la crisis sanitaria y tras la declaración del estado de alarma en el país la empresa presentó un Erte que afectó al 85% de la plantilla, aunque “siempre contábamos con un retén, sobre todo personal de atención al cliente”. En la actualidad, el personal afectado por el Erte es del 10% y sus cuatro plantas (Sentmentat, Ourense, Madrid y Bogotá) están funcionando con normalidad.

 

La financiación conseguida en estos últimos meses le está sirviendo a Phibo para pagar los intereses de la deuda, pagar a proveedores, asumir el pago de las cotizaciones y una cantidad pendiente todavía de la adquisición, el pasado 2019, de Sineldent, según reconoce Mestre.

 

 

 

 

En septiembre del año pasado Phibo compró Sineldent, una empresa gallega del sector dental. En el momento de cerrar la operativa, la compañía catalana se comprometió a mantener la actividad operativa de Sineldent, sus puestos de trabajo y las plantas de producción. En paralelo, a finales de mayo Phibo firmó un acuerdo con BioHorizon para convertirse en su proveedor de prótesis dentales dentales CAD/CAM tanto en España como en Portugal.

 

Phibo es una empresa de soluciones odontológicas que nació en 1986 con el nombre Implandent, de la mano de los hermanos Juan Carlos, Miguel y Francisco Javier García Sabán. En 2011 se transformó en Phibo e inició un plan de internacionalización. La empresa especializada en soluciones de implantología, fabricación de prótesis CAD/CAM y soluciones para la digitalización tiene un centro tecnológico de 8.500 metros cuadrados en Barcelona dedicado a investigación y desarrollo (I+D), producción industrial y formación.

 

Phibo tiene casi 300 trabajadores y opera en una veintena de mercados, principalmente España, Colombia, Italia, Portugal, Turquía y Chile. Desde 2018, el fondo de capital riesgo Nazca Capital ostenta la mayoría del capital de la compañía, con una participación del 55%. Los hermanos García Sabán mantienen un porcentaje superior al 40% y forman parte del consejo de administración de la multinacional.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...