Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

03 Dic 202119:57

h Empresa

Sanitas engorda un 23% su negocio residencial: suma más de 1.100 plazas desde 2014

11 Abr 2019 — 05:00
Por A.Escobar
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La compañía aseguradora española, que cuenta con tres millones de asegurados, ha pasado de las 5.095 camas residenciales de 2014 a las 6.250 en 2018.

Sanitas engorda un 23% su negocio residencial y suma más de 1.100 plazas desde 2014

 

Sanitas continúa acelerando en el negocio de la tercera edad en España. La compañía aseguradora española, que está integrada en el grupo de servicios de salud Bupa, ha cerrado el ejercicio 2018 con más de 6.000 plazas de centros residenciales, anotándose un incremento del 22,67% en comparación con un lustro atrás, cuando la firma sumaba 5.095 plazas.

 

Según la memoria de actividad 2018 de Sanitas, la firma liderada por Iñaki Ereño, su consejero delegado, cerró el ejercicio con 6.250 plazas residenciales, un 2,17% más respecto a 2017, cuando la aseguradora contaba con 6.117 camas disponibles.

 

Este impulso viene reforzado por la reciente apertura de una residencia de mayores en Vitoria, ubicada en la calle Miren Martínez Sáez del Burgo de Vitoria. El geriátrico vasco cuenta con una superficie de 6.120 metros cuadrados.


 

 

 

La red de mayores de Sanitas se compone de 47 residencias geriátricas. A principios de 2018, la compañía compró las dos instalaciones que operaban bajo régimen de franquicia en Madrid desde 2015. Se trata de Sanitas Ilustración, situada en el número 91 de la calle Fermín Caballero, y de Sanitas Clara del Rey, ubicada en el número 36 de esta misma calle.

 

Ambas franquicias deshicieron la relación contractual que tenían con Vitalia, antes de cerrar un acuerdo para su adhesión definitiva a Sanitas Mayores. Los otros dos centros de día que operan en su red son los que Sanitas abrió el pasado julio en Las Palmas y en Girona. El primero de ellos, situado en el número 8 de la calle Nardo de la capital de Gran Canaria, tiene 69 plazas, mientras que la instalación gerundense cuenta con 61 camas.

 

Los ingresos del grupo Sanitas crecieron un 4,3% en 2018, hasta 2.188,4 millones de euros. El beneficio bruto de explotación (ebitda) del grupo se incrementó un 8,7% en el mismo periodo, hasta 200,5 millones, debido al avance del negocio en todas sus áreas, en especial la de seguros de salud, que creció a partir de los acuerdos establecidos con BBVA y Santalucía.

 

 

 

 

 

 

A cierre de 2018, la plantilla de Sanitas llegó a 10.859 empleados. Aunque la cifra representa una caída del 3% frente al año anterior, esto se debe fundamentalmente a que en el último trimestre del año la aseguradora vendió su participación en el Hospital de Torrejón (Madrid).

 

Asimismo, Sanitas creció un 5,72% en seguros de salud y llega a una cuota de mercado del 15,9% en España. La compañía cuenta con un total de tres millones de asegurados. Uno de los principales hitos a lo largo de 2018 en esta división fue la adquisición de Néctar que ha añadido 34.000 clientes a su cartera.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

1 comentarios
Sam Bernstein
27 Oct 2019 — 14:27
Ignacio Ereño Iribarren fue compañero mío de estudios en ese asqueroso centro de adoctrinamiento denominado el Colegio Nuestra Señora del Recuerdo, de los curas jesuitas, un auténtico vivero de cachorros de las élites del PP. Por el simple hecho de que yo era un chico "diferente", este señor (por llamarlo de alguna manera), junto con otros de su misma ralea que se las dan de supermachos y que para sentirse importantes necesitan humillar a los débiles, se dedicó a practicar conmigo, con verdadera saña, esa actividad que afortunadamente despierta hoy una gran alarma social: el "bullying" o acoso escolar. Repetidamente me hizo objeto, en público, de humillaciones verbales y agresiones físicas. Esto estuvo ocurriendo durante cuatro cursos escolares, entre mis 14 y mis 18 años de edad. Como resultado, he tenido a lo largo de todo el resto de mi vida numerosos problemas psíquicos, he realizado varios intentos de suicidio y padezco dolorosísimos dolores psicosomáticos crónicos. Mi familia ha tenido que gastarse, sin mucho éxito, un dineral en tratamientos para intentar curarme; y no somos gente adinerada en absoluto. Debido a las angustias, mi padre entró en una espiral de alcoholismo que ahora lo tiene prácticamente demente senil e impedido físicamente, y mi madre acaba de morirse de cáncer en ambos pulmones. Este señor (por llamarlo de alguna manera, repito) disfruta de un altísimo cargo en la entidad médica SANITAS (en latín, salud), y le permiten publicar un libro ("El sueño de Nicolás", burdo, ñoño y sensiblero) sobre la necesidad del amor y la ilusión en la infancia. En fin, no es extraño que, así, España vaya como va.
...