Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

17 May 202111:27

h Entorno

El sector oftalmológico se recompone tras el cierre gracias al ‘boom’ de las cirugías

04 May 2021 — 04:58
Por PlantaDoce
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Compañías como Alain Afflelou, Clínica Baviera, Miranza o el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega han recuperado la actividad de antes de la pandemia con alzas de las intervenciones de hasta el 30%.

El sector oftalmológico se recompone tras el cierre gracias al ‘boom’ de las cirugías

 

El sector oftalmológico se recupera. Empresas como Alain Afflelou, Clínica Baviera, Miranza o el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, que en su mayoría acometieron expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) debido al confinamiento, han recuperado la actividad de antes de la pandemia con el alza de las cirugías.

 

Durante el confinamiento, las compañías oftalmológicas se prepararon para cuando llegase el momento de recuperar la actividad. Para Alain Afflelou, el Covid-19 ha supuesto un impulso a la aceleración de los procesos de transformación digital de la compañía que ya estaban en marcha.

 

La empresa, con más de 325 ópticas repartidas por España, presentó un Erte cuando se declaró el estado de alarma sobre la plantilla de sus tiendas propias, de un total de 377 personas en aquel momento, según explica Ricardo Santiago, director de franquicias de la compañía. Los casi cien empleados de las oficinas trabajaron desde sus casas, aunque con reducciones de jornada.

 

 

 

 

 

La empresa ha impulsado la digitalización de sus procesos en óptica y audiología fomentando la cita online, la certificación de sus garantías a través de blockchain, la apertura de establecimientos con tecnología para el asesoramiento facial, el desarrollo del e-commerce o el aumento de métodos de pago sin contacto.

 

Alain Afflelou también incorporó el probador de gafas virtual basado en tecnología 3D. La compañía recuperó a todos sus trabajadores e incluso ha incorporado más empleados a su sede central, en las nuevas aperturas de centros ópticos y en la puesta en marcha de Alain Afflelou Audiólogo, una flagship en Madrid. La empresa registró una facturación de 107,4 millones de euros en España durante su último ejercicio fiscal, finalizado el 31 de julio, lo que supuso un descenso del 13,7% en términos interanuales.

 

Clínica Barraquer activó un consultorio online para las personas que pudiesen tener algún problema oftalmológico en el confinamiento pudieran recibir asesoramiento sin tener que desplazarse a los hospitales. Además, la compañía cedió al Ministerio de Sanidad 300.000 unidades de material de protección para el personal sanitario.

 

 

 

 

 

La empresa, a pesar de las circunstancias adversas, volvió a superar las 90.000 intervenciones quirúrgicas, superando en un 1,5% los tratamientos de cirugía intraocular de 2019. Por su parte, disminuyó un 4,7% el número de tratamientos de cirugía refractiva del año anterior.

 

En el caso de Miranza, también pudo mantener los puestos de trabajo e invirtió en adecuar las zonas y el vestuario de acuerdo con las medidas de seguridad e higiene necesarias. La compañía, con 16 clínicas y presente en doce centros ambulatorios, ha acelerado algunas inversiones en el ámbito digital para fomentar la comunicación y la formación interna y la creación de un servicio de teleconsulta.

 

Durante el primer estado de alarma, “Miranza aplicó un Erte sobre el 75% del personal debido al cese de actividad de todos sus centros en marzo”, que mantuvieron sólo el servicio de urgencias, según detalla su director general, Ramón Berra. El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega registró una caída de la actividad durante el confinamiento.

 

 

 

 

 

El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega ha realizado una “inversión muy importante” para ofrecer la seguridad de todos los pacientes que acuden a sus centros de Madrid y Oviedo y la seguridad de todo el personal de la compañía.

 

Clínica Baviera cerró 2020 con un descenso del 1,4% en los ingresos y una mejora del resultado neto del 9,2% en comparación con el año anterior, hasta 14,2 millones de euros. El grupo mejoró la actividad de cirugía y consultas en el segundo semestre, especialmente las operaciones de cirugía refractiva y presbicia. La compañía justifica el aumento de la demanda debido a la recuperación de las citas pospuestas, la mayor exposición a dispositivos con pantallas durante el confinamiento y el mayor interés por la salud en general.

 

Clínica Baviera se acogió a un Erte durante dos meses para aquellos trabajadores que no podían teletrabajar, lo que afectó al 87% de la plantilla. La empresa oftalmológica también tomó varias medidas para mitigar el efecto negativo de la pandemia con cancelar la distribución de dividendo de los beneficios obtenidos en 2019, fortalecer la tesorería a corto plazo mediante suscripción de préstamos bancarios, reducir el gasto en márketing y conseguir relevantes reducciones de gasto de sus proveedores y arrendatarios.

 

Miranza registró una disminución de afluencia en los centros en los que el paciente internacional supone un flujo importante, como son IMO Grupo Miranza en Barcelona y Vissum Grupo Miranza en Alicante. Sin embargo, Berra asegura que han notado un aumento de la demanda de cirugía refractiva y también de sintomatología relacionada con el ojo seco. Con ello, la compañía predijo una facturación estimada de 64 millones de euros en 2020.

 

 

 

 

 

Por su parte, el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega recuperó la actividad anterior a la pandemia de forma “muy rápida, en mayo de 2020” y ha incrementado su actividad quirúrgica un 30% en varias especialidades, con alzas de las cirugías refractivas y de oculoplastia. Alain Afflelou indica que la caída de ventas se produjo en los meses de confinamiento y “el resto, salvo ópticas situadas en zonas de severas restricciones, no se han visto afectadas”.

 

De cara a 2021, Alain Afflelou prevé llegar a 337 centros de óptica y 67 espacios de audiología en toda España. Además, la compañía abrirá un flagship en Barcelona y analizará el mercado por si hubiera ocasiones atractivas de compra. A medio plazo, la empresa estima llegar a las 400 ópticas y 200 centros de audiología en el país.

 

Clínica Baviera afronta 2021 con “fuerza y esperanza” y prevé nuevas aperturas con un crecimiento estable, acompañado de una modernización de las instalaciones actuales. Miranza estima una recuperación importante del paciente internacional y el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega se muestra optimista.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...