Entorno

El uso de terapias avanzadas crece en las comunidades autónomas

Alrededor de nueve regiones autonómicas han puesto en marcha la investigación y fabricación de medicamentos basados en genes, células o tejido. El objetivo es diseñar tratamientos adaptados a cada paciente.

PlantaDoce

1 ago 2023 - 13:00

El uso de terapias avanzadas crece en las comunidades autónomas

 

Innovación sanitaria. El uso de terapias avanzadas para el desarrollo, la investigación y fabricación basado en genes, células o tejido ha crecido entre las comunidades autónomas. En concreto, nueve regiones han puesto en marcha este tipo de proyectos, según informa Consalud.

 

Las comunidades están creando órganos de asesoramiento para poner en funcionamiento estas iniciativas en su territorio. Cantabria ha creado un Consejo Asesor de Terapias Avanzadas con una inversión de 1,4 millones de euros para los próximos dos años, enfocándose a los ámbitos de la atención a pacientes, la investigación y la producción de medicamentos.

 

Por otro lado, Madrid dispone del Plan de Terapias Avanzadas 2022-2024, centrado en el desarrollo de la investigación, coordinación y formación en el campo. Por su parte, Valencia ha creado una nueva unidad de terapias avanzada en el Hospital La Fe. Esta nueva área ofrece la posibilidad a investigadores internos o externos de aprovechar sus instalaciones para el desarrollo de estudios preclínicos y clínicos dentro de los programas de terapias avanzadas.

 

 

Andalucía fue una de las regiones pioneras en implementar esta área de trabajo en materia sanitaria desde que en 2008 se puso en marcha el Plan de Diseño y Traslación de Terapias. Además, el Gobierno andaluz cuenta con la red de laboratorios Good Manufactaring Practices (GMP), para la fabricación de medicamentos de terapias avanzadas y su investigación, algunos de ellos destinados a labores formativas.

 

En Cataluña, el año pasado se creó el Centro Nacional de Terapias Avanzadas (Cnta) con una inversión de sesenta millones de euros durante los próximos tres años, veinte millones de euros por año destinados a los recursos asistenciales y las ayudas a la investigación. La implementación de este recinto es garantizar el acceso de la región a estos tratamientos, posibilitar la capacidad de desarrollar ensayos clínicos y producir estas terapias.

 

Finalmente, Aragón pondrá en marcha finales de año una Unidad de Investigación en Terapias Celulares Avanzadas para tratar distintos tipos de cáncer, mediante células CAR-T y CAR-N. Para ello, el Gobierno aragonés habilitará un nuevo espacio integrado por personal investigador, médico y técnico específico, que será gestionado por el Instituto de Investigación Sanitaria.