Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

20 Sep 202021:56

h Entorno

Los geriátricos privados mantienen a raya el Covid-19: más inversión, pero contención de precios

20 Jul 2020 — 04:58
Por D. Punzano
Compartir
Me interesa

Los geriátricos se refuerzan con equipos de protección individual y más personal para combatir el coronavirus. Sin embargo, compañías como Orpea y Amavir explican que no modificarán los importes para acceder a las plazas de sus centros a pesar de los sobrecostes.

Los geriátricos privados mantienen a raya el Covid-19: más inversión, pero contención de precios

 

Las residencias privadas de mayores cogen aire. El sector residencial de la tercera edad ha sido el grupo más afectado por el Covid-19 y ha copado el 69% del conjunto de fallecidos por la pandemia notificados por el Ministerio de Sanidad. Tras dejar atrás los momentos más difíciles e iniciar la nueva normalidad, los geriátricos privados no se descuidan y se protegen ante los rebrotes.

 

Los nuevos casos de contagio de coronavirus por toda España preocupan a las residencias. El pasado viernes se registraron hasta 580 personas infectadas en 24 horas, el 70% de ellos en Aragón y Cataluña. Hay que remontarse al 22 de mayo para encontrar una estadística de contagios tan elevada en sólo un día. Los brotes se elevan hasta 158 en todo el territorio.

 

Los geriátricos privados continúan con sus compras de equipos de protección individual (Epis) y el refuerzo de personal para combatir el Covid-19. Tras el confinamiento, la desescalada y consiguiente nueva normalidad, estos centros han podido controlar la situación y respirar, aunque no se descuidan y protegen, tanto a residentes como trabajadores, de la enfermedad.

 

Estas residencias han tenido que acometer desinfecciones habituales en sus infraestructuras, la compra de EPIs para sus profesionales sanitarios y también reforzar la plantilla. Sin embargo, compañías como Orpea y Amavir explican a PlantaDoce que estos sobrecostes no modificarán los importes para acceder a una plaza en sus centros.

 

 

 

 

Fuentes de Orpea señalan que “los precios no se van a modificar en absoluto”. La compañía de origen francés dispone de un total de 10.428 plazas residenciales en 62 centros repartidos por toda España. “Intentaremos hacer más accesibles la atención y cuidados de los mayores y dependientes que requieran de nuestros servicios”, añade la empresa.

 

Orpea copa el 3,8% de las plazas del sector privado del país y forma parte de la sociedad liderada por Yves Le Masne. Fuentes de la compañía indican que “haber tenido una situación financiera sólida nos ha permitido afrontar los incrementos de costes derivados por la crisis sanitaria con fondos propios”. Además, la empresa comenta que formar parte de un grupo multinacional les da acceso a recursos con los que otros no cuentan.

 

El grupo ha contado con material de protección para residentes y trabajadores desde el principio de la pandemia y ha realizado importantes inversiones en test de pruebas de diagnóstico rápido. Por otro lado, fuentes de la empresa aseguran que “han destinado recursos y trabajado para adaptar las residencias a la prevención, seguridad y protección que requiere la pandemia”.

 

Por su parte, Amavir tampoco tiene previsto variar los precios de las plazas de sus centros. Fuentes de la compañía aseguran que las “tarifas se mantienen y habrá que adaptarlos ante una posible crisis económica”. El grupo también ha realizado importantes inversiones para comprar material de protección para proteger a sus empleados.

 

 

 

 

Amavir gestiona 6.223 plazas en 42 residencias, por lo que copa el 2,2% de las plazas privadas ofertadas en España. La compañía cuenta con el apoyo de su principal accionista, el operador privado francés Maisons de Familie, y ha podido acometer los costes adicionales sin problemas.

 

Otros grupos como Emera, Ballesol y Clece aseguran que ni si quiera han pensado en modificar los importes porque focalizan sus esfuerzos en otras cosas más prioritarias por el momento. Los grupos comentan que han realizado compras adicionales para combatir la pandemia y que “continúan trabajando igual que durante los momentos más complejos de la pandemia”.

 

En la misma línea, la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (Aeste) ha elaborado un documento con las ocho recomendaciones para residentes y familiares de cara a contribuir al control de la pandemia. La patronal del sector de la dependencia avisa que las salidas fuera de los centros puedan suponer un nuevo peligro mientras haya rebrotes.

 

Los principales consejos son retrasar la salida de los mayores fuera de los centros residenciales y, especialmente, tener en cuenta que un único contagio obligaría a prohibir las visitas. Además, la asociación impone el uso permanente de la mascarilla, respetar la distancia de seguridad entre residentes y trabajadores con familiares y un lavado de manos constante.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...