Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

21 Mar 201922:14

h Entorno

¿Qué es ‘medtech’? La tecnología que revolucionará la industria de la salud

13 Feb 2019 — 04:56
Por Albert Cadanet
Compartir
Me interesa

La tecnología sanitaria no es algo nuevo, pero los nuevos avances en robótica e inteligencia artificial han impulsado el crecimiento de un sector con enorme potencial.

¿Qué es ‘medtech’? La tecnología que revolucionará la industria de la salud

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el término medtech como “la aplicación de conocimientos y habilidades en forma de herramientas, medicamentos, procedimientos y sistemas desarrollados para solucionar un problema de salud y mejorar la calidad de las personas”. La descripción no es ni mucho menos incorrecta, pero también podría corresponderse al ámbito de la medicina en general.

 

La industria medtech va más allá. Frederic Llordachs, cofundador de Doctoralia, señala que el factor diferencial que aporta este nuevo concepto es “el traslado de la tecnología fuera de los recintos sanitarios para que esta sea usada por la sociedad en general”. “Se trata de dar herramientas para que el paciente sea amo de su propia patología”, añade Llordachs.

 

Miguel Ángel González, director de la unidad de investigación BCN-Medtech (una unidad de investigación de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona) y profesor de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (Icrea, por sus siglas en catalán), complementa la definición. Un elemento esencial del medtech es su “tendencia a ofrecer tratamientos cada vez más personalizados y predictivos”. “De alguna forma, la industria no busca la creación de nuevos reactivos, sino el desarrollo de sistemas inteligentes que permitan prever ciertas patologías y hacer un mejor seguimiento de la persona”, apunta González.

 

 

Para conseguir sus objetivos, el sector se apoya en las tecnologías más punteras. Los principales activos de la industria van desde “la robótica médica hasta la inteligencia artificial, pasando por la impresión 3D y el diseño de implantes”, señala González. Este experto opina que el concepto medtech tiene un largo camino por delante. A pesar de todo, ahora mismo se encuentra en un punto crucial en el que se desarrollarán nuevas herramientas que verán la luz “en los próximos diez años”.

 

El crecimiento que experimentará el sector viene ratificado por Statista, un portal de estadísticas de mercado con sede en Alemania. Esta compañía calcula que el mercado de tecnología médica generó unos ingresos superiores a 400.000 millones de dólares (353.912 millones de euros) en 2017. La cifra, nunca antes alcanzada, procedía de unos incrementos anuales medios del 3,3%. Con todo, Statista prevé que esta variación sea del 5,1% a lo largo de los próximos cinco años. En 2024, se calcula que el sector generará unos ingresos totales de casi 600.000 millones de dólares (530.868 millones de euros).

 

Pero la industria medtech no sólo presenta nuevos retos en el tratamiento de patologías. Este tipo de tecnología también busca ser sostenible y asequible, siempre bajo el objetivo de llegar al máximo número de pacientes posible. “El uso de drones para transportar medicamentos también entra dentro el concepto medtech”, argumenta Llordachs.

 

 

 

Al hablar de nuevos conceptos en salud, es común que algunos de ellos se acaben confundiendo. Es el caso de medtech y biotech, dos palabras que tienen la tecnología como denominador común pero con métodos de trabajo muy distintos. Miguel Ángel González, de BCN-Medtech, lo ilustra con un ejemplo esclarecedor. “La idea es que, en las empresas biotech, se trabaja desde un laboratorio y con bata blanca; en el caso de las medtech, nos viene más a la cabeza la imagen de un ingeniero que trabaja desde su escritorio”, comenta.

 

Los expertos coinciden en señalar el enorme potencial de la industria, aunque exigen la necesidad de colaboración con la Administración y una amplia reforma en los métodos de autorización. Llordachs opina que “ya no tiene sentido entrar en dinámicas de autorización a diez años vista, como en el caso de los medicamentos” y defiende que “las administraciones no pueden ser un freno al desarrollo”. En este sentido, apunta que estos mismos órganos “se están dando cuenta de la situación” y percibe que los intereses de todas las partes “están bastante alineados”.

 

La irrupción de las nuevas tecnologías en todos los campos es algo inevitable, y el potencial en el mundo de la medicina es inimaginable. Los profesionales tienen claro qué es y qué objetivos tiene la industria medtech. Ahora sólo falta que los primeros grandes avances empiecen a dar sus frutos. 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...