Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

08 Abr 202001:24

h Entorno

Siguiente parada, Oriente Próximo: la salud española a la conquista del desierto

17 Feb 2020 — 04:58
Por Juan Carlos Meneses
Compartir
Me interesa

Barraquer, Top Doctors, QuirónSalud, Asisa o ACS se han desplazado hasta la región para conquistar los mercados locales, que aspiran a tener los últimos avances en tecnología sanitaria.

Próxima parada, Oriente Próximo: La salud española a la conquista del desierto

 

La sanidad española llama a las puertas de Oriente Próximo. Los países del Golfo Pérsico, o Golfo Arábigo, según desde qué parte del mundo se mire, han tenido un crecimiento económico muy acelerado apoyados por el petróleo. La rápida acumulación de capital está provocando que los habitantes de estos países busquen mejores servicios sociales, y se están fijando en la calidad de los sistemas sanitarios extranjeros para extrapolarla a sus países. Barraquer, Top Doctors, QuirónSalud, Asisa o ACS se han desplazado hasta la región para aprovechar la oportunidad.


La clínica oftalmológica barcelonesa Barraquer anunció a finales de 2019 que iba a abrir una clínica en Dubái que estará operativa a finales de este año. “La estrategia de Emiratos Árabes Unidos (EUA) a nivel de salud es poder llevar las firmas más prestigiosas a su territorio”, afirma Alberto Madrigal, gerente adjunto y responsable de desarrollo de negocio del Centro de Oftalmología Barraquer, a PlantaDoce.

 

A pesar de las buenas previsiones para el nuevo centro, el directivo señala que “no son países donde es fácil entrar y establecerse”. Madrigal explica que estos países “tienen una legislación anglosajona que es bastante restrictiva” por lo que siempre es más fácil “ir de la mano de un socio local que facilite la entrada”, señala.

 

 

 

 

 

 

Otro ejemplo de aterrizaje en Oriente Próximo lo ha protagonizado Top Doctors en el mercado saudí, al que ha acudido para digitalizar el sector de la salud. “Escogimos Arabia Saudí porque el Gobierno tiene un proyecto hasta 2020 donde busca digitalizar y privatizar la salud del país; nuestra compañía debía estar presente en un proyecto como este”, explica Alberto Porciani, consejero delegado de Top Doctors.

 

“Hay mucha gente de estos países que acude a médicos extranjeros cuando se encuentran en situaciones que no pueden ser resueltas por la medicina local, hay mucho turismo sanitario, son exportadores de pacientes”, explica Porciani. “El Gobierno financia el tratamiento en terceros países cuando no hay una opción de curación con los médicos locales”, añade.

 

Pero Barraquer y Top Doctors no son los únicos operadores españoles que han aterrizado en la región. QuirónSalud inauguró en 2018 un centro oftalmológico en Dubái. El mismo camino siguió Baviera, que en 2019 abrió una segunda clínica oftalmológica en los Emiratos en colaboración con Ebsaar.

 

 

 

 

La aseguradora Asisa también ha puesto el ojo en este mercado. En 2019 el grupo también anunció su entrada en EUA, con la apertura de una red de clínicas dentales en colaboración con Faisal Holding, un fondo de inversión de Oriente Próximo.

 

Por otro lado, la constructora española ACS, que consiguió la licencia para construir un hospital en Riad, la capital de Arabia Saudí, por un valor de 242 millones de euros. Del mismo modo, ACS consiguió otra licencia para construir un centro médico en Dubái por 113 millones de euros.

 

“Estos países tienen dinero para importar lo que quieran”, afirma Josep Lluis Aznar, abogado y Consultor de Comercio Internacional del Icex, a PlantaDoce. “Los hospitales y los sistemas de salud de estos países tienen que evolucionar a la fuerza; es una zona de negocio seguro”, añade.

 

Los datos respaldan el crecimiento económico de estos estados. Dejando de lado los grandes incrementos que se vivieron en los 70, el producto interior bruto (PIB) de Arabia Saudita era de 519.797 millones de dólares en 2008, mientras que en 2018 llegó hasta 786.522 millones. Lo mismo ocurre con Emiratos Árabes, donde el PIB ha pasado de 315.475 millones en 2008 a 414.179 millones en 2018, según los datos del Banco Mundial.  


 

Las exportaciones de fármacos a Oriente Próximo

Otra oportunidad está en la comercialización de productos farmacéuticos. Los mercados que más productos farmacéuticos importan desde España son Arabia Saudita, Emiratos Árabes e Irán. Desde Riad, de enero a diciembre de 2019, se importaron fármacos españoles por un valor de 59,5 millones de euros, un 6% menos que lo exportado en 2018. De todas formas, a pesar de esta caída, la tendencia refleja que los saudís cada vez compran más fármacos españoles. Desde 2014, España ha aumentado la exportación de medicamentos al país de la familia Saúd en un 15,8%, según los últimos datos publicados por Icex España Exportaciones e Inversiones.

 

Emiratos Árabes Unidos (EAU) es el segundo país del golfo al que más medicamentos exporta España. La tendencia también es positiva, ya que desde 2014 este tipo de exportaciones se han incrementado en un 23,1%, hasta 39,3 millones de euros registrados en 2019. En este caso también se aprecia un incremento de 2018 a 2019, casi del 30%. Las ventas de las farma españolas a EAU son muy inestables: en 2016 crecieron un 32,7% y en 2017 cayeron un 30%. En 2018 volvieron a caer, hasta registrar el repunte de 2019.

 

 

 

 

En el caso de Irán, las exportaciones farmacéuticas desde España han frenado su crecimiento a causa de la tensa relación entre el país y Estados Unidos, que provocaron la ruptura del pacto nuclear en 2018. La tensión internacional provocó que los socios de Estados Unidos, entre los que se encuentra España, redujesen el flujo de comercio con Irán. En 2016, Teherán aumentó un 81,3% las compras de fármacos españoles, mientras que, en 2017, con la llegada de Trump a la Casa Blanca, este crecimiento se ralentizó hasta el 8%. Finalmente, en 2019 las exportaciones de fármacos a este país han caído un 4,1%.


Sin embargo, atendiendo a los datos históricos, la tendencia sigue siendo positiva. En 2014, España exportaba medicamentos por un valor de 11,1 millones de euros a Irán, mientras que en 2019 esta cifra ha llegado a los 18 millones, lo que supone un ascenso del 62,1%.

 

Separando las dos grandes zonas de Oriente Próximo, España ha exportado bienes a la parte continental, que incluye Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Israel, Iraq, Irán, Jordania, Líbano, Territorios Palestinos y Siria por un valor de 112,7 millones de euros y un saldo positivo de 108,3 millones.

 

 

 

 

En la Península Arábiga las exportaciones en 2019 han llegado hasta los 117,3 millones de euros. Esta región incluye a Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudí y Yemen.

 

“En el contexto del mercado asiático, hay ciertos países que muestran un potencial interesante desde una perspectiva del sector de sanidad dado, entre otros factores, a su desarrollo económico y evolución demográfica. Pero, de forma general, hay otros mercados que se muestran más prioritarios para las compañías farmacéuticas españolas”, explica Jorge Bagán, socio responsable de la industria de lifescience&healthcare de Deloitte, a PlantaDoce.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...