Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

28 May 202021:04

h Entorno

Suministro en crisis: el Covid-19 le da la vuelta al mapa sanitario global

09 Abr 2020 — 05:00
Por A. Escobar
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La fuerte dependencia de países como China o Estados Unidos en la distribución de productos sanitarios provoca un cambio de paradigma en el sector y hace pensar si se debe apostar por modelos de mayor proximidad.

Vuelta de tuerca al suministro sanitario: ¿El Covid-19 impulsa una mayor autonomía?

 

La crisis del coronavirus Covid-19 en España y todo el mundo ha puesto en evidencia las deficiencias en la cadena de suministro de distintas compañías farmacéuticas y de aquellas que están especializadas en equipamiento sanitario. También está mostrando las carencias en términos de seguridad de suministro de un Sistema Nacional de Salud que ha tenido que recurrir a la ayuda de agentes foráneos al sector para obtener el equipamiento con el que combatir la pandemia. Ante la falta de recursos nacionales, grandes empresas como Xiaomi, Techdow Pharma, Alibaba, entre muchas otras, están acudiendo al rescate de un país que suma ya alrededor de 147.000 casos confirmados por coronavirus.


El sector médico tiene una fuerte dependencia de China, pero también de otros dos gigantes como son Estados Unidos y Alemania, tres países que se reparten el suministro mundial de productos sanitarios. Ante esta situación, los estados y, en especial España, ¿están preparados para una mayor autonomía y diversificación?

 

Actualmente, Alemania, Estados Unidos y Suiza controlan el 35% del suministro global de productos médicos, mientras que este porcentaje se incrementa al 40% si se tiene en cuenta a China, Alemania y Estados Unidos. Así lo corrobora un informe de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre el sector sanitario y el Covid-19.

 

Asimismo, el 25% de las mascarillas que compra el planeta llega de China. Este porcentaje se eleva al 50%, si se suman Alemania y Estados Unidos. Se estima que el gigante asiático ha exportado 4.000 millones de mascarillas sólo en marzo.

 

 

 

 

Preguntados por esta situación, fuentes de Farmaindustria señalan a PlantaDoce que “hemos visto que en España nos faltan recursos y tenemos en general una fuerte dependencia de países como China o India”. Desde la patronal española del farma aseguran, también, que “en el caso de las materias primas farmacéuticas, hay que recuperar la producción de esos productos que son muy críticos, se trata de reindustrializar Europa”.

 

Y es que los datos respaldan esa fuerte dependencia del país asiático. China supone el 5% de las exportaciones de productos médicos, pero su influencia en la producción de principios activos es importante. Más del 70% de los API (Active Pharmaceutical Ingredient, en inglés) que se usan en Europa proceden de China. El 80% de ellos, en el caso de Estados Unidos, siempre según datos facilitados por la OMC.

 

 

 

 

Si  China, Alemania y Estados Unidos dominan el mercado de las mascarillas, en el caso de los respiradores y ventiladores la cuota de mercado mundial de un país como Singapur es de nada menos que el 18%, seguido del país norteamericano, con el 16%, y China, con el 10%.

 

“La producción de determinados materiales sanitarios se centraliza en China y ahora todo el mundo lo hace al mismo tiempo, no se da abasto y es cuando pueden surgir problemas”, comenta Manel Peiró, director del Institute for Healthcare Management de Esade.

 

El experto añade que hace falta que se establezca en la economía un “movimiento de péndulo”, que haga realidad una distribución mucho más repartida. No obstante, Peiró critica que, “aunque la emergencia es global, la respuesta está siendo local, es un sálvese quien pueda”, añade.

 

Esa respuesta local en España se traduce en el reparto de más de mil millones de euros a las comunidades autónomas que el Ejecutivo se comprometió a conceder entre las distintas autonomías. Asimismo, también se suman entidades como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que está liderando junto con diferentes compañías el desarrollo de una vacuna contra el Covid-19.

 

Por otra parte, algo más escéptico es Rosendo Garganta, consejero delegado de Devicare, empresa especializada en terapias digitales aplicadas a salud. El directivo cree que esta situación “nos hará reflexionar a empresarios y administraciones”, pero “vivimos en un mundo cada vez más globalizado y no tengo tan clara la no dependencia extranjera”, señala.

 

Para Garganta una de las soluciones pasa por “establecer acuerdos bilaterales para que, en caso de pandemia, establezcamos comunicaciones con países y se pongan en marcha corredores sanitarios”. 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...