Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

15 Jun 202102:46

h Pro

Eficiencia en clave de innovación: aportaciones de la tecnología al sistema sanitario

31 May 2021 — 06:00
Por PlantaDoce
Compartir
Me interesa

Soluciones de última generación en el entorno quirúrgico, como las que distribuye MBA Surgical Empowerment, generan un impacto directo en la reducción de costes médicos y, de forma indirecta, en atención a la dependencia.

La compañía española MBA ha obtenido la exclusiva en España y Portugal del equipo de radiocirugía ZAP X

 

 

Innovación tecnológica como solución. En un sistema sanitario público y privado tensionado en el ámbito financiero y operacional por el incremento de las necesidades médicas ligadas al aumento de la esperanza de vida de la población, la innovación en productos y procesos se sitúa como principal alternativa para profesionales y gestores de la sanidad. La mejora de la calidad asistencial y terapéutica y aumentar la eficiencia económica son los grandes desafíos de la tecnología médica.

 

En este sentido, los últimos datos de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) apuntan que en 2020 el mercado de la tecnología sanitaria alcanzó una facturación en España de 8.840 millones de euros, con un aumento del 11% en relación con el año anterior. El ejercicio estuvo no obstante condicionado por la necesaria reacción del sistema sanitario ante el estallido de la pandemia del Covid-19.

 

Sin embargo, pese a ese aumento de la inversión en tecnología sanitaria, en España, los problemas en la eficiencia del Sistema Nacional de Salud se visualizan a la perfección en los datos de listas de espera, que han aumentado debido a la suspensión de actividad quirúrgica durante la pandemia. A cierre de 2020, las listas de espera para intervenciones quirúrgicas se habían incrementado en 20.000 personas respecto al mismo momento del año anterior, hasta 690.000 personas, según datos del Ministerio de Sanidad.

 

Dentro del campo de la traumatología, según estimaciones de Fenin, en 2020 se dejaron de practicar en España más de 45.000 cirugías traumatológicas programadas, ante lo que la federación urge un plan específico de recuperación de listas de espera y “la dotación a los hospitales de los recursos y mecanismos necesarios para poner fin a esta situación”.

 

En un ámbito general, McKinsey pone cifras a las consecuencias de una mejora del sistema sanitario. En el informe Prioritizing Health, la consultora señala que “una mejor salud promueve el crecimiento económico expandiendo la fuerza laboral e impulsando la productividad mientras genera inmensos beneficios sociales”. En particular, el estudio estima que la mejora de la salud permitiría generar un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) mundial del 8% hasta 2040, con una aportación extra a la economía global de doce billones de dólares.

 

 

 

 

De estos, 4,2 billones provendrían de la reducción de los problemas de salud, 4,1 billones de una mayor participación de las personas en el mercado laboral, dos billones de euros por el incremento de la productividad y 1,4 billones por la reducción de los fallecimientos prematuros. La consultora apunta que cada dólar invertido en la mejora de la salud puede generar entre dos y cuatro dólares de retorno económico.

 

Desde la compañía española MBA Surgical Empowerment, líder en el sector de la distribución de tecnología médico-quirúrgica, aportan soluciones que pueden ayudar a tanto a mejorar la calidad de vida del paciente como a reducir costes al sistema sanitario. Gracias a la innovación tecnológica, las intervenciones quirúrgicas pueden hacerse de una forma más planificada, más precisa y segura.

 

Este el caso, por ejemplo, del uso de robots colaborativos y de instrumental articulado, que permite operar mediante brazos mecanizados y dirigidos vía control remoto por el cirujano. Con este tipo de soluciones, el paciente sufre menos durante la cirugía y el cirujano cuenta con un mejor acceso a la zona a operar, mejor visión y capacidad de movimiento y reacción.  

 

 

 

 

Todos estos beneficios repercuten de forma indirecta en el gasto sanitario, ya que hay un menor número de procedimientos que tienen que reconvertirse a cirugía abierta por complicaciones y el paciente necesita menos tiempo de ingreso posoperatorio. Además, se reduce el personal necesario durante las intervenciones lo que puede permitir agilizar las listas de espera.

 

Por otra parte, dentro del ámbito de la traumatología y la ortopedia, la demanda de los implantes a medida está aumentando de forma continua, debido a que pueden suponer la única solución en casos de defectos óseos complicados (por tumores óseos, infecciones, cambio de la prótesis inicial… Gracias a estas soluciones, con las que también cuenta MBA, estos procesos elevan su grado de éxito y generan un aumento de la calidad de vida del paciente y una consecuente reducción de los gastos ligados a la dependencia.

 

 

 

Por otra parte, además de soluciones en campos como la cirugía, la ortopedia y la traumatología, MBA cuenta también con áreas especializadas en anestesia y neurocirugía. En este sentido, la multinacional española ha obtenido la exclusiva para España y Portugal de la distribución, venta y servicio técnico post-venta del equipo de radiocirugía giroscópica ZAP X, el sistema de radiocirugía estereotáxica cerebral más avanzado en la actualidad. El equipo de última generación permite tratar con alta precisión y de forma no invasiva lesiones benignas, malignas y funcionales del cerebro, la cabeza y el cuello.

 

Uno de los atributos diferenciales de este equipo de radiocirugía, desarrollado y fabricado por ZAP Surgical Systems, con sede de San Carlos (California, Estados Unidos), es que no necesita búnker de protección contra la radiación. Actualmente hay nueve equipos ZAP X instalados en el mundo (seis en Estados Unidos, dos en Alemania y uno en Suiza) y está previsto que adquieran esta tecnología para radiocirugía estereotáxica cerebral de nueva generación otros países europeos, entre ellos España.

 

Se estima que cada año dos millones de personas en nuestro planeta son candidatas a someterse a una radiocirugía estereotáxica cerebral. Sin embargo, debido a la alta complejidad y costes de la radiocirugía con equipos convencionales, solo la están recibiendo unas 150.000 personas.

 

Nacida en 1988 en Asturias, MBA ha ido ampliando su presencia por toda España, además de contar con delegaciones en España e Italia. La compañía tiene como misión poner a disposición de médicos y hospitales las mejores soluciones para dar respuesta a las necesidades del paciente.

 

La compañía, cuyo CEO es Carlos Marina, cuenta con una plantilla formada por 280 trabajadores y un catálogo formado por más de 20.000 referencias, agrupadas en sus once divisiones de actividad. La facturación del grupo supera los sesenta y cuatro millones de euros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...