Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

24 Oct 202107:36

h Pro

Un nuevo modelo de radiocirugía estereotáxica: la llave para aligerar las listas de espera

20 Sep 2021 — 08:00
Por PlantaDoce
Compartir
Me interesa
En España se calcula que, cada año, unas 20.544 personas van a necesitar radiocirugía craneal para tratar tumores y otras patologías. El equipo de radiocirugía giroscópica ZAP X se presenta como la alternativa tecnológica para afrontar este desafío.

Nuevo reto para los sistemas de salud y nueva solución para hacerle frente. Se estima que, en el mundo, hasta dos millones de personas son candidatas para someterse a una radiocirugía estereotáxica cerebral. No obstante, al tratarse de un proceso complejo, a la par que costoso con los medios tradicionales, actualmente sólo lo están recibiendo 150.000 personas, es decir, aproximadamente un 7,5%, por lo que el 92,5% restante se pueden ver obligados a retrasarlo o, simplemente, a no tener acceso a un tratamiento de radiocirugía.

 

Ahora, la tecnología de radiocirugía giroscópica, con equipos de última tecnología como ZAP-X, permitirá que los hospitales más avanzados tecnológicamente puedan, sin tener que realizar enormes inversiones en instalación, ampliar la capacidad de atención de lesiones en el cerebro, la cabeza y el cuello con intervenciones no invasivas.

Según los cálculos del paper Clinical Oncology: A Multidisciplinary Approach for Physicians and Students, de Philip Rubin, se puede extrapolar que en España existen hasta 20.544 casos potenciales de pacientes que requieran de cirugía craneal cada año. Concretamente, en la radiocirugía extracraneal, el número escalaría 48.095 pacientes por año.

 

Del mismo paper se extrae que la patología con más incidencia y mayor ratio (70%) de tratamiento con radiocirugía craneal es la metástasis cerebral derivada de los tumores cerebrales malignos, con una incidencia anual de 500 personas por cada millón de habitantes. Por otro lado, los tumores benignos presentan una incidencia de 66 casos anuales por millón de habitantes y hasta el 32% requieren de radiocirugía craneal. La publicación también incide en que las enfermedades relacionadas con la próstata, con una incidencia de 720 casos por millón, son tratables con radiocirugía extracraneal en un 60% de los casos.

 

La radiocirugía estereotáxica cerebral también ha dado resultados prometedores en el tratamiento de las fístulas arteriovenosas durales. En concreto, en el estudio llamado Stereotactic Radiosurgery for High-Grade Intracranial Dural Arteriovenous, publicado en World Neurosurg en 2018, se revisaron 41 fístulas arteriovenosas durales (DAVF) de alto grado, entre pacientes de una edad media de 52 años.

 

El tratamiento con radiocirugía resultó en la eliminación de las fístulas sin un nuevo déficit neurológico permanente, que se logró en el 62% de los pacientes. Las tasas de eliminación completa y de nuevo déficit neurológico permanente fueron del 63% y del 23% de los pacientes, respectivamente.

 

En sus conclusiones, el estudio destaca que la eliminación de las fístulas arteriovenosas durales sin un nuevo déficit neurológico permanente puede lograrse en la mayoría de los pacientes adecuadamente seleccionados con DAVF de alto grado tras el tratamiento con radiocirugía estereotáxica.

 

 

Debido a la incidencia del Covid-19 en España, las listas de espera para cualquier actividad quirúrgica se vieron notablemente demoradas, llegando a alcanzar las 690.000 personas pendientes de operación a cierre de 2020. Por lo tanto, muchos casos que necesiten tratamientos con radiocirugía craneal no están siendo atendidos con la inmediatez requerida.

 

Uno de los factores que determinan que los pacientes no tengan suficiente acceso a las operaciones de radiocirugía es el equipo y las condiciones físicas que éstas requieren. Para empezar, la mayoría de quirófanos de radiocirugía necesitan una sala de tratamiento blindada (bunker) a fin de evitar fugas de radiación y que estas puedan afectar al personal sanitario. Por lo tanto, un quirófano de estas condiciones necesita un gran espacio y, en muchos casos, sólo los grandes hospitales pueden contar con el equipamiento adecuado.

 

La tecnología de ZAP-X se presenta como una de las soluciones a la problemática de la falta de plazas para operaciones de radiocirugía, tanto en el sector público de la medicina como en el privado. Distribuida en España por la multinacional asturiana MBA SURGICAL EMPOWERMENT, ZAP-X es un innovador sistema de radiocirugía estereotáxica cerebral creado para tratar lesiones en el cerebro, la cabeza y el cuello, ya sean malignas o benignas. Su alta precisión permite intervenir al paciente de manera no invasiva.

Se trata del primer sistema de radiocirugía estereotáxica que no requiere de salas de tratamiento blindadas. Así, ZAP-X posibilita una instalación mucho más sencilla de los equipos de radiocirugía que, a su vez, facilita el que las clínicas u hospitales de menores dimensiones puedan optar ofrecer radiocirugías de este tipo.

 

ZAP-X puede tratar, a partir de radiocirugía estereotáxica, a pacientes con tumores primarios, metastáticos, desórdenes funcionales y vasculares craneoencefálicos. Además, no es una cirugía invasiva, lo que reduce el tiempo de recuperación para el paciente.

 


La radiocirugía puede ser una alternativa o complemento a la cirugía y la radioterapia tradicionales. Se emplea para tratar tumores primarios o secundarios (metástasis) en la cabeza y el cuello. ZAP-X incorpora una radiación alta y precisa con el fin de proteger el tejido sano circundante tanto como sea posible, posibilitando incluso que el tratamiento de los tumores y las metástasis en el cerebro pueden volverse inofensivos.

 

Además, la terapia con ZAP-X no requiere ni de anestesia ni de ingreso hospitalario, por lo tanto, permite que los pacientes no tengan que ocupar camas en el hospital para recuperarse del postoperatorio.

 

En la actualidad, hay seis equipos ZAP-X en Estados Unidos, dos en Alemania y uno en Suiza. Pero su distribución por el sur de Europa, de la mano de MBA en los casos de España y Portugal, ya ha empezado. Se prevé que, en poco tiempo, varios centros sanitarios españoles podrán contar con la última tecnología en radiocirugía estereotáxica cerebral.

 

La compañía MBA Surgical Empowerment nació en 1988 y cuenta hoy en día con presencia en toda España, además de tener delegaciones en Italia y Portugal. La empresa tiene como misión aportar valor al profesional de la salud, mejorando la calidad de vida del paciente. MBA, cuyo CEO es Carlos Marina, cuenta con una plantilla formada por 280 trabajadores y un catálogo formado por más de 20.000 referencias, agrupadas en sus doce divisiones de actividad. La facturación del grupo supera los sesenta y cinco millones de euros.

Nuevo reto para los sistemas de salud y nueva solución para hacerle frente. Se estima que, en el mundo, hasta dos millones de personas son candidatas para someterse a una radiocirugía estereotáxica cerebral. No obstante, al tratarse de un proceso complejo, a la par que costoso con los medios tradicionales, actualmente sólo lo están recibiendo 150.000 personas, es decir, aproximadamente un 7,5%, por lo que el 92,5% restante se pueden ver obligados a retrasarlo o, simplemente, a no tener acceso a un tratamiento de radiocirugía.

Ahora, la tecnología de radiocirugía giroscópica, con equipos de última tecnología como ZAP-X, permitirá que los hospitales más avanzados tecnológicamente puedan, sin tener que realizar enormes inversiones en instalación, ampliar la capacidad de atención de lesiones en el cerebro, la cabeza y el cuello con intervenciones no invasivas.

Según los cálculos del paper Clinical Oncology: A Multidisciplinary Approach for Physicians and Students, de Philip Rubin, se puede extrapolar que en España existen hasta 20.544 casos potenciales de pacientes que requieran de cirugía craneal cada año. Concretamente, en la radiocirugía extracraneal, el número escalaría 48.095 pacientes por año.

Del mismo paper se extrae que la patología con más incidencia y mayor ratio (70%) de tratamiento con radiocirugía craneal es la metástasis cerebral derivada de los tumores cerebrales malignos, con una incidencia anual de 500 personas por cada millón de habitantes. Por otro lado, los tumores benignos presentan una incidencia de 66 casos anuales por millón de habitantes y hasta el 32% requieren de radiocirugía craneal. La publicación también incide en que las enfermedades relacionadas con la próstata, con una incidencia de 720 casos por millón, son tratables con radiocirugía extracraneal en un 60% de los casos.

La radiocirugía estereotáxica cerebral también ha dado resultados prometedores en el tratamiento de las fístulas arteriovenosas durales. En concreto, en el estudio llamado Stereotactic Radiosurgery for High-Grade Intracranial Dural Arteriovenous, publicado en World Neurosurg en 2018, se revisaron 41 fístulas arteriovenosas durales (DAVF) de alto grado, entre pacientes de una edad media de 52 años.

El tratamiento con radiocirugía resultó en la eliminación de las fístulas sin un nuevo déficit neurológico permanente, que se logró en el 62% de los pacientes. Las tasas de eliminación completa y de nuevo déficit neurológico permanente fueron del 63% y del 23% de los pacientes, respectivamente.

En sus conclusiones, el estudio destaca que la eliminación de las fístulas arteriovenosas durales sin un nuevo déficit neurológico permanente puede lograrse en la mayoría de los pacientes adecuadamente seleccionados con DAVF de alto grado tras el tratamiento con radiocirugía estereotáxica.


Sólo el 7,5% de los pacientes tienen acceso a la radiocirugía estereotáxica cerebral

Debido a la incidencia del Covid-19 en España, las listas de espera para cualquier actividad quirúrgica se vieron notablemente demoradas, llegando a alcanzar las 690.000 personas pendientes de operación a cierre de 2020. Por lo tanto, muchos casos que necesiten tratamientos con radiocirugía craneal no están siendo atendidos con la inmediatez requerida.

Uno de los factores que determinan que los pacientes no tengan suficiente acceso a las operaciones de radiocirugía es el equipo y las condiciones físicas que éstas requieren. Para empezar, la mayoría de quirófanos de radiocirugía necesitan una sala de tratamiento blindada (bunker) a fin de evitar fugas de radiación y que estas puedan afectar al personal sanitario. Por lo tanto, un quirófano de estas condiciones necesita un gran espacio y, en muchos casos, sólo los grandes hospitales pueden contar con el equipamiento adecuado.

La tecnología de ZAP-X se presenta como una de las soluciones a la problemática de la falta de plazas para operaciones de radiocirugía, tanto en el sector público de la medicina como en el privado. Distribuida en España por la multinacional asturiana MBA SURGICAL EMPOWERMENT, ZAP-X es un innovador sistema de radiocirugía estereotáxica cerebral creado para tratar lesiones en el cerebro, la cabeza y el cuello, ya sean malignas o benignas. Su alta precisión permite intervenir al paciente de manera no invasiva.

Se trata del primer sistema de radiocirugía estereotáxica que no requiere de salas de tratamiento blindadas. Así, ZAP-X posibilita una instalación mucho más sencilla de los equipos de radiocirugía que, a su vez, facilita el que las clínicas u hospitales de menores dimensiones puedan optar ofrecer radiocirugías de este tipo.

ZAP-X puede tratar, a partir de radiocirugía estereotáxica, a pacientes con tumores primarios, metastáticos, desórdenes funcionales y vasculares craneoencefálicos. Además, no es una cirugía invasiva, lo que reduce el tiempo de recuperación para el paciente.


ZAP-X puede tratar a pacientes con tumores y metástasis, sin necesidad de ingreso hospitalario ni de salas de tratamiento blindadas

La radiocirugía puede ser una alternativa o complemento a la cirugía y la radioterapia tradicionales. Se emplea para tratar tumores primarios o secundarios (metástasis) en la cabeza y el cuello. ZAP-X incorpora una radiación alta y precisa con el fin de proteger el tejido sano circundante tanto como sea posible, posibilitando incluso que el tratamiento de los tumores y las metástasis en el cerebro pueden volverse inofensivos.

Además, la terapia con ZAP-X no requiere ni de anestesia ni de ingreso hospitalario, por lo tanto, permite que los pacientes no tengan que ocupar camas en el hospital para recuperarse del postoperatorio.

En la actualidad, hay seis equipos ZAP-X en Estados Unidos, dos en Alemania y uno en Suiza. Pero su distribución por el sur de Europa, de la mano de MBA en los casos de España y Portugal, ya ha empezado. Se prevé que, en poco tiempo, varios centros sanitarios españoles podrán contar con la última tecnología en radiocirugía estereotáxica cerebral.

La compañía MBA Surgical Empowerment nació en 1988 y cuenta hoy en día con presencia en toda España, además de tener delegaciones en Italia y Portugal. La empresa tiene como misión aportar valor al profesional de la salud, mejorando la calidad de vida del paciente. MBA, cuyo CEO es Carlos Marina, cuenta con una plantilla formada por 280 trabajadores y un catálogo formado por más de 20.000 referencias, agrupadas en sus doce divisiones de actividad. La facturación del grupo supera los sesenta y cinco millones de euros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...