Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

20 May 201917:21

h Público

Cataluña abonará 5,3 millones para la gestión de dos residencias en Barcelona

17 Abr 2019 — 04:56
Por Albert Cadanet
Compartir
Me interesa

El Ejecutivo autonómico ha confiado a Eulen la administración de la residencia Bertran i Oriola y al grupo Aidar el centro de mayores Molí-Via Favència.

Cataluña abonará 5,3 millones para la gestión de dos residencias en Barcelona

 

La Generalitat de Catalunya define cuáles van a ser los gestores en dos de sus residencias. El Departament de Treball, Afers Socials i Famílies ha adjudicado la gestión de dos centros de mayores de Barcelona por 5,3 millones de euros, tal y como figura en el portal de Contratación Pública del Ejecutivo autonómico.

 

La administración del edificio Bertran i Oriola, una de los activos del contrato, ha sido confiado a la división sociosanitaria del grupo Eulen por 2,6 millones de euros. La empresa de multiservicios se ha impuesto a un total de ocho ofertas, entre las que destacan nombres de compañías como la Fundación Vallparadís, Suara o Sar Residencial (perteneciente a DomusVi).

 

Por otra parte, la gestión del centro de Molí-Via Favència, situado en el distrito de Nou Barris, ha sido adjudicada al grupo Aidar por 2,7 millones de euros. En ambos casos, el contrato se alargará durante un año, aunque el Gobierno catalán también prevé una prórroga en caso de que lo considere necesario.

 

 

Tras la formalización de la adjudicación, la Generalitat de Catalunya consigue poner punto y final a la polémica gestión de la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Ingesan (filial de OHL) y Asproseat. Esta UTE se encargó de la administración de Bertran i Oriola, Molí-Via Favència y de otras tres residencias en la capital catalana (Alchemika, Bon Pastor y Mossèn Vidal Aunós).

 

Dicha sociedad fue denunciada en 2017 por los familiares de estas instalaciones ante una “reducción de personal”. Además, la Administración catalana detectó supuestas “irregularidades” relacionadas con la gestión de la medicación, las comidas y la higiene, hecho que le obligó a abrir un expediente sancionador y apartar de la gestión a Ingesan y Asproseat.

 

De hecho, la residencia Molí-Via Favència fue el centro que más titulares ocupó en la prensa. Allí, el Departament de Treball descubrió un brote de sarna que afectó a seis personas (tres pacientes y tres trabajadores).

 

 

Entonces, la UTE defendió que se activó el protocolo correspondiente y, además, insistió que existía “un importante desajuste entre la prestación contratada y la necesidad real de la residencia”.

 

Recientemente, la Generalitat de Catalunya resolvió la adjudicación en referencia a la gestión de las residencias Alchemika, Bon Pastor y Mossèn Vidal Aunós por 8,4 millones de euros, también afectados por la polémica UTE. De la primera se encargará el grupo Pere Mata, mientras que Mútua de Terrassa y la propia Eulen serán las responsables de la segunda y la tercera, respectivamente.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...