Público

Galicia destina 8,2 millones de euros en renovar la UCI del Hospital Universitario de Ourense

El Ejecutivo Gallego ampliará la zona de la unidad de cuidados intensivos (UCI) del recinto hospitalario con el objetivo de aumentar el número de camas de veinte a treinta, además de triplicar la superficie.

PlantaDoce

16 ago 2023 - 10:00

Galicia destina 8,2 millones de euros en renovar la UCI del Hospital Universitario de Ourense

 

Inyección económica en sanidad. Galicia destinará 8,2 millones de euros a la renovación de la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Universitario de Ourense. El Gobierno gallego tiene como objetivo triplicar la superficie de esta área, aumentar el número de camas de veinte a treinta y boxes individualizados para pacientes críticos.

 

La gerente del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Estrella López-Pardo, explica que “la obra se encuentra a inicio de la fase 2 y lista para el montaje de la equipación y la realización de los controles ambientales necesarios para corroborar todos los requisitos de calidad que debe cumplir un espacio como este”.

 

La decisión del Ejecutivo autonómico en ampliar la UCI del hospital se debe a la pandemia, dónde se dieron cuenta que pacientes hospitalizados por enfermedades infecciosas no deben ocupar habitaciones compartidas sino individuales para facilitar una mayor de trabajo y atención a los profesionales sanitarios.  

 

 

Este es el nuevo modelo de UCI que existe en los hospitales más nuevos de la red sanitaria pública gallega ya que esta distribución individualizada facilita el trabajo a los profesionales sanitarios como el confort de los pacientes y de sus familias”, afirma López-Pardo.

 

Además, de estas obras de ampliación se está llevando a cabo en el mismo hospital, un nuevo servicio de medicina nuclear para poder instalar el primer diagnóstico PET y reformas para instalar nuevas equipaciones, como la sala de neurorradiología que dotará a Ourense de una unidad completa de ictus.

 

Galicia también ha destinado 5,8 millones de euros en la compra de generadores de impulso y electrodos necesarios para aplacar los temblores del párkinson. La implementación de estos dispositivos se hará en el Hospital Clínico de Santiago, centro que ha tratado esta patología exclusivamente desde 2012.

 

El objetivo de esta neurocirugía es reducir los espasmos musculares indeseables, mejorando la actividad voluntaria y coordinación de movimientos para mejorar la calidad de vida del paciente. La intervención sólo se realizará en pacientes en estado grave y que no presenten problemas neurológicos. El sistema quedará implantado bajo la piel y no será visible para las personas.