Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

29 Oct 202005:06

Sala de espera

Curiosidades, gadgets y más.

Cliu, primera mascarilla transparente, tecnológica y sostenible

23 Jul 2020 — 05:00
PlantaDoce
Compartir
Me interesa

El diseñador español Álvaro González ha creado junto a un equipo italiano el elemento de protección que se autodesinfecta y mide la calidad del aire.

Cliu, primera mascarilla transparente, tecnológica y sostenible

 

Cliu, la primera mascarilla transparente, segura, tecnológica, sostenible e inclusiva. El diseñador aragonés Álvaro González ha creado junto a su equipo en Italia el elemento de protección que se autodesinfecta y que mide la calidad del aire y las frecuencias cardíacas y respiratorias.

 

González explica que “un grupo de amigos expertos en tecnología, márketing e innovación nos propusieron crear un nuevo concepto de mascarilla inteligente”. La idea surgió durante el confinamiento y el equipo del diseñador estaba pensando una manera de poder contribuir a la causa y aportar su granito de arena en la situación de emergencia.

 

Las ventajas de la mascarilla es que ofrece transparencia y una mejor comunicación, es respetuosa con el medio ambiente y tiene tecnología incorporada. La compañía indica que la versión Pro está equipada con Bluetooth, micrófono y sensores que, junto a su aplicación, “ayudan a prevenir la aparición de enfermedades al controlar el estado de la respiración y calidad del aire”.

 

Por otra parte, Cliu está diseñada para absorber la contaminación y reducir las alergias cotidianas al polen gracias a los filtros intercambiables de cinco capas. Su base de carga, diseñada con una lámpara UV, carga la mascarilla en menos de una hora y “mata todas las bacterias en un instante”.

Me interesa
La semana Sala de espera
...