Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

21 Ene 202215:07

h ADN

Jon Vital (Trak): “tenemos que aprovechar el margen que se ha creado a partir de la pandemia”

02 Dic 2021 — 04:56
Por J.Vera
Compartir
Me interesa

El joven fundador de Trak, una start up que posee un software de inteligencia artificial (IA) orientado a la telerehabilitación, opina que Estonia debería ser un ejemplo a seguir para que España pueda desarrollar todo su potencial en el sector de la salud.

Jon Vital (Trak): “tenemos que aprovechar el margen que se ha creado a partir de la pandemia”

 

La edad es sólo un número. Jon Vital, nacido en 1999, es consejero delegado y fundador de Trak, una start up fundada durante el primer confinamiento que posee un software de inteligencia artificial (IA) orientado a la telerehabilitación. Vital está licenciado en grado en liderazgo emprendimiento e innovación por la Universidad de Mondragón desde hace un año y cree que todas las ramas de estudios deberían incluir una asignatura de emprendimiento”. 

 

P.: ¿El sistema educativo, a escala sanitaria y general, está pensado para generar jóvenes emprendedores?


Respuesta: España no dispone de una gran tradición académica en generar emprendedores. Es cierto que no tiene por qué haber una asignatura específica de emprendimiento, pero todas las ramas universitarias, incluidos los estudios en salud, deberían tener una asignatura que lo contemplara. Es una lástima porque a los jóvenes no se nos abre esta ventana.

 

P: ¿En qué países tiene que fijarse el sector?


R.: A parte de Estados Unidos, hay otros países que no tienen tanto tamaño ni tanto renombre que están haciendo las cosas bien. Un ejemplo muy claro de ello es Finlandia, que tiene la mejor educación del mundo. Pero aterrizando en el ámbito de la salud digital, Estonia, el país más digitalizado del mundo, es un referente para el sector. 

 

P.: ¿El sector de la salud es ahora de los más atractivos para emprender?


R.: A largo plazo siempre suele ser un negocio muy rentable, pero a corto plazo detectamos muchas dificultades. Una de ellas reside en la particularidad del sector, que se traduce en muchos procesos de validación. Aun así, una vez se aprueba el producto, todo termina resultando muy rentable para el emprendedor.

 

 

 

 

P.: ¿Por qué motivos decidió apostar en sanidad?


R.: El sector de la salud tiene mucho más potencial que cualquier otro, además de gozar de un factor humano que otros campos no disponen. En nuestro caso, todo empezó por una cuestión relacionada con un problema de salud de un familiar en 2020 y que, en plena pandemia, actuó como detonante. Entonces detectamos una necesidad mal cubierta en un mercado que se había alterado de golpe con la llegada del Covid-19 y a partir de ese punto realizamos el plan de emplear la visión computacional a la fisioterapia.

 

P.: ¿El sector se muestra más abierto a nuevas ideas que otros?


R.: Las particularidades que hacen del sector de la salud un buen sector, también lo acaban lastrando. Un ejemplo de ello es tener que trabajar sobre el oficio y los mecanismos del personal sanitario, quién tiene muy interiorizados sus métodos y herramientas. Esta circunstancia acaba generando bastante lentitud en la aplicación final de las innovaciones.

 

P.: ¿La salud es permeable al emprendedor joven?


R.: No es un sector especialmente reacio a los jóvenes. Lo que realmente limita las posibilidades de adentrarte en él es el conocimiento del sector, como ocurre en todos. Por si sola, la edad no suele actuar como un factor limitante para los clientes.

 

 

 


P.: ¿Hasta qué punto el emprendedor ha visto en el Covid-19 una oportunidad?


R.: La pandemia, a parte de la desgracia que ha supuesto para todos, ha sido el gran detonante que nos ha hecho ver que hay otras muchas cosas posibles. Durante la primavera de 2020 el virus nos empujó a una innovación forzosa y los profesionales de la sanidad no disponían de herramientas para canalizarla. Ahora tenemos que aprovechar el margen que se ha creado a partir de estas circunstancias.

 

P.: ¿Dentro de este sector, qué subsectores pueden tener más potencial?


R.: Siempre hay áreas que pueden recibir más inversión que otras. Últimamente, los caso más flagrantes son los sectores como la salud mental o la oncología, pero en cuanto a potencial no se percibe demasiada diferencia. Lo que sí que existe, es la constante de aprovechar el entorno digital para acercar el hospital al hogar del paciente. En este punto es donde, hoy en día, están gran parte de las oportunidades.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...