Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

29 Ene 202310:03

¿Preocupado por tus políticas de ‘employer branding’?

¿Preocupado por tus políticas de ‘employer branding’?

25 MAR 2022 — 12:00
Compartir
Me interesa

¿Preocupado por tus políticas de ‘employer branding’? Cuida tu reputación corporativa

 

Están coincidiendo en “cartelera” dos creaciones que están teniendo una gran acogida de público y crítica y que a su vez abordan el mismo caso desde diferentes perspectivas.

 

Nos referimos a la serie Dopesick: Historia de una adicción que se puede encontrar en la plataforma de streaming de Disney y basada en el libro del mismo nombre de la escritora Beth Macy. El otro es el libro El imperio del dolor del autor Patrick Radden Keefe.

 

Ambas tratan los efectos de la crisis de opioides que sufrió Estados Unidos en la última década generados por las malas prácticas de la empresa Purdue Pharma y de la familia propietaria Sackler. Dos historias que incluyen todos los giros de guion del más escabroso thriller pero con la particularidad de haber sucedido realmente.

 

Un ejemplo de cómo un medicamento que usado de forma racional tenía una gran utilidad para los pacientes se convirtió por culpa de las malas prácticas del laboratorio, y la falta de vigilancia del organismo regulador americano (Federal Drug Administration) en un problema de dimensiones colosales.

 

Más ingredientes asociados fueron el caldo de cultivo creado por los colectivos de personas empobrecidas por las transformaciones generadas en el mercado laboral sobre todo en entorno rurales que veían como perdían sus puestos de trabajo y que las condiciones de trabajo empeoraban con bajas perspectivas de empleabilidad futura. Los profesionales médicos también participaron en este juego truculento ya que el sistema de prescripción de estos medicamentos fomentado por incentivos deshonestos generaba una espiral que facilitaba el uso excesivo, continuado y con total falta de control fuera de la indicación original.

 

 

¿Y qué efectos tiene lo anterior en el mercado de trabajo?

La consultora PatentView realiza anualmente informes de reputación corporativa de la industria farmacéutica y en su último estudio de fecha 27 de abril del 2021 indicaba como la reputación de la industria farmacéutica había mejorado de cara a los pacientes y consumidores en el último año gracias a los desarrollos y descubrimientos de las vacunas contra el Sars-Cov-2 pero que seguía teniendo una reputación pobre o muy justa en general.

 

Es evidente que la industria farmacéutica sufre una crisis de reputación endémica y que también afecta a otros países como es el caso de España. Una problemática que están intentando abordar con autorregulación como las iniciativas marcadas por sus patronales empresariales como Farmaindustria y sus precios de transferencia y otras iniciativas dirigidas al público general para darle mayor visibilidad en su apuesta por la innovación, la inclusión y diversidad de sus plantillas entre otras.

 

Es imprescindible que los laboratorios farmacéuticos sigan profundizando en estas acciones para borrar malas prácticas del pasado que generadas por unas pocas empresas contaminaron al sector en su conjunto y porque en el mercado laboral futuro la reputación corporativa será un factor esencial dentro de las motivaciones de cambio de empresa de los profesionales del sector como vemos en las conclusiones de la guía Hays.

 

En un mercado en el que hay lucha por el talento hay que cuidar todas las variables,

Hoy en día una empresa como Purdue Pharma encontraría más problemas que nunca para poder atraer y retener a sus profesionales. ¿Es una buena enseñanza para todos, verdad?

Me interesa
...