Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

11 Ago 202202:08

h ADN

Antonio Burgueño (Enclave Salud): “En sanidad se debe hacer más con los mismos recursos”

09 Jun 2022 — 04:56
Por J. Vera
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

El director de Enclave Salud y colaborador en el proyecto Venturi sostiene que, con el sistema sanitario tensado por los efectos del Covid-19, las organizaciones del sector deben reajustar sus recursos a la vez que amplían la colaboración publico privada. 

Antonio Burgueño (Enclave Salud): “En sanidad se debe hacer más con los mismos recursos”

 

Hacer más con lo mismo. Antonio Burgueño, director de Enclave salud y colaborador en el proyecto Venturi, cree que tras la pandemia las organizaciones del sector de la salud deben reorganizar sus recursos, a la vez que fortalecen la colaboración publico privada. Burgueño también añade que el principal reto que tiene la sanidad es consolidar la innovación tecnológica que se ha producido a lo largo de los últimos años. En cuanto a salud digital, el experto cree que “está por ver si se mantiene su utilización en condiciones de normalidad post pandémica”.

 

 

Pregunta: ¿La innovación organizativa en el sector sanitario es más complicada en comparación con otros sectores?


Respuesta: Depende, ya que el concepto sanidad es muy amplio. Pero es cierto que alberga mucha complejidad, ya que en este sector el trabajador está muy especializado y es él quien acaba marcando el criterio de actuación. Aun así, en el ámbito privado se dispone de más herramientas para adaptarse en comparación con el sector público, sobre todo en cuanto a la organización del personal.

 

 

P.: ¿Cómo se puede mejorar en esto desde el ámbito público?


R.: Gran parte de esta posible mejora pasa por la buena voluntad del profesional, aunque es cierto que las entidades hospitalarias pueden afinar procesos.

 

 

P.: ¿El profesional debe cargar con tanta responsabilidad?


R.: Existen criterios y guías clínicas que ayudan a las organizaciones públicas. Hay muchos ejemplos a escala autonómica que representan pequeños avances que al final acaban cambiando cosas. No es verdad que las cosas no evolucionan, pero el profesional puede cubrir algunos déficits. El problema es que la sanidad es como un transatlántico, muy potente, pero con muy poco margen de maniobra a corto plazo. Actualmente, hay un exceso de demanda asistencial y, por si fuera poco, se han incrementado las patologías ocultas.

 

 

 

 

P.: ¿Cuánta gente puede estar a afectada por estas patologías que no se han detectado?

 

R.: Todavía es muy temprano para cuantificar. Antes de la pandemia, el sistema estaba afinado para que los casos graves se resolvieran, generalmente. Pero, ahora, ha habido un parón, causado por una patología que ha consumido el resto de los recursos.  

 

 

P.: ¿Cómo se prepara el sector sanitario económicamente para asumir este golpe?

 

R.: Se puede invertir más, pero principalmente se deben alinear procesos asistenciales por patologías. El resumen sería que, ahora, en sanidad se debe hacer más con los mismos recursos. Esto supone alinear recursos, afinar y dibujar bien los procesos multidisciplinares. En este contexto, la colaboración entre profesionales e instituciones, tanto públicas como privadas, es la clave.

 

 

P.: ¿Es una oportunidad dorada del sector privado?

 

R.: Al final, el sector privado está al servicio del sector público. Hay 45 millones de españoles que requieren de una serie de atenciones sanitarias y la sanidad privada debe usarse también para ello. España dispone tanto de los recursos públicos como los privados para resolver las demandas de los ciudadanos.

 

 

 

 

P.: Tras la pandemia, ¿el inversor en sanidad sigue estando tan activo como hace uno o dos años?


R.: Ha pasado la pandemia, pero el Covid-19 todavía está presente e incluso hay una oportunidad para el inversor en cuanto al Covid persistente. Además, quien invierte en salud sabe que se trata de un sector de inversiones estables con rentabilidad pequeña, por lo que siempre acaba siendo un atractivo.

 

 

P.: ¿Qué subsectores han mostrado más potencial?


R.:  El principal reto que tiene la sanidad es aplicar la innovación tecnológica al sistema, lo que supone mejorar la eficiencia, pero disponiendo de los mismos recursos. La salud digital también es un campo con potencial, ya que supone un cambio de paradigma apoyado por la pandemia, aunque está por ver si se mantiene su utilización en condiciones de normalidad post pandémica.

Me interesa
Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...