Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

01 Jul 202202:53

h ADN

La familia Grífols, un negocio en las venas

18 May 2022 — 04:54
Por A. E.
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

A lo largo de cuatro generaciones, la saga familiar Grífols se ha convertido en el mayor grupo mundial de hemoderivados. En la actualidad, la compañía desarrolla, produce y comercializa soluciones y servicios en más de 110 países.

La familia Grífols, un negocio en las venas

 

Con el arranque del siglo XX pocos podían llegar a imaginar que un pequeño laboratorio de análisis clínicos de Barcelona acabaría convirtiéndose en una de las principales compañías mundiales especializadas en la producción de medicamentos derivados del plasma y soluciones de diagnóstico transfusional. Así es como nació la historia de Grifols, fundada por Josep Antoni Grífols i Roig.

 

A lo largo de cuatro generaciones, la saga familiar Grífols se ha convertido en el referente mundial de los hemoderivados. Los miembros de la saga controlan cerca del 30% del accionariado del gigante farma, cuya valoración se sitúa en torno a 10.000 millones de euros. Sus orígenes se remontan a 1909 cuando el médico hematólogo Josep Antoni Grifols i Roig fundó el Instituto Central de Análisis Clínicos, Bacteriológicos y Químicos, precursor de los Laboratorios Grifols.

 

La Primera Guerra Mundial disparó el interés internacional por las transfusiones sanguíneas. En España, Grifols i Roig patentó en 1928 el primer instrumento para realizar transfusiones sanguíneas a distancia, la flébula transfusora. La fundación de los Laboratorios Grifols por parte de Grifols i Roig y sus hijos, Josep Antoni Grifols i Lucas, hematólogo, y Víctor Grifols i Lucas, químico y farmacéutico, marcó el inicio de la etapa empresarial dedicada a la preparación de plasma liofilizado y a los análisis clínicos. 

 

La desecación como técnica para una mayor conservación del plasma fue una realidad bajo el liderazgo de Víctor Grifols i Lucas. En 1945 abrió las puertas el primer banco de sangre y plasma privado de España: el Hemobanco de los Laboratorios Grifols.

 

Fue a partir de entonces cuando Víctor Grifols i Lucas asumió el liderazgo de innovación y Josep Antoni Grifols i Lucas el liderazgo científico. Por primera vez en el mundo, este último publicó en el British Medical Journal los resultados de la aplicación sistemática de la técnica de la plasmaféresis en humanos. El estudio sobre los 320 donantes fue presentado en el IV Congreso Internacional de Médicos Transfusores de Sangre. 

 

 

 

 

 

 

A finales de los años cincuenta, Grifols puso en marcha su primera planta de fraccionamiento de plasma en Barcelona y a principios de los sesenta el grupo llegó a un acuerdo con Dade Reagents, compañía norteamericana dirigida por el hematólogo John Elliot y encargada de gestionar bancos de sangre en Estados Unidos, con el fin de comercializar sus productos en España bajo la marca Dade-Grifols.

 

En 1972, el laboratorio español abrió su nueva planta productiva en Parets del Vallès (Barcelona). Cuenta con una sección de fraccionamiento del plasma, fabricación de soluciones parenterales e instrumentación científica. Y de principios de los setenta a 1987, con la creación del holding Grifols, que asocia las empresas productivas de diagnóstico clínico, producción de derivados del plasma, soluciones parenterales y la empresa comercializadora de estos productos.

 

 

 

Víctor Grífols, líder de la expansión

Con la creación del hólding empezó también el relevo generacional. En el puente de mando se encuentra Víctor Grifols Roura, presidente de la empresa y el hombre que ha liderado la mayor etapa de crecimiento del negocio.

 

Grífols Roura es presidente no ejecutivo y consejero dominical desde el 1 de enero de 2017. Desde 1987 hasta su nombramiento como presidente no ejecutivo ejerció como consejero delegado y máximo ejecutivo del Grupo Grifols, sucediendo en tales tareas a su padre Víctor Grífols i Lucas.

 

Grífols Roura se incorporó al gigante del plasma en 1973 como director de exportaciones y más adelante ocupó el puesto de responsable de ventas. Es licenciado en Administración de Empresas por la Universitat de Barcelona (UB) y es accionista de Deria y de Scranton Enterprises.

 

 

 

 

 

 

Entre sus primeros méritos se encuentra la internacionalización de Grifols. La compañía abrió en 1988 su primera filial en Portugal, marcando el inicio de décadas de expansión global. En 1995, con la planta de Parets del Vallès (Barcelona), Grifols se convirtió en la primera empresa española en recibir una licencia de la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para sus instalaciones y para un producto biológico, la albúmina.

 

En 2006, Grífols Roura llevó a la compañía al mercado continuo español y en 2008 la multinacional fue incluida en el Ibex35. En 2011 lideró la adquisición de la empresa estadounidense Talecris Biotherapeutics y Grifols se convirtió en el tercer fabricante mundial de medicamentos derivados del plasma e inició la cotización en el Nasdaq.

 

 

 

De padres a hijos, la llegada de Raimon Grifols y Víctor Grífols Deu

En 2017, el presidente y consejero delegado Víctor Grifols Roura, que había relevado a Víctor Grifols i Lucas a mediados de los años ochenta, cedió la dirección a su hermano Raimon Grifols y a su sobrino Víctor Grifols Deu, nuevos consejeros delegados de la compañía.

 

Raimon Grífols Roura es consejero delegado con carácter solidario junto a Víctor Grífols Deu desde el 1 de enero de 2017 sucediendo en el cargo a su hermano Víctor Grifols Roura y ostenta cargos en los órganos de administración de diversas sociedades del Grupo Grifols.

 

Desde 2001 hasta 2015, Raimon Grífols Roura ostentó el cargo de secretario no consejero del consejo de administración de Grifols, pasando a ocupar en 2015 el cargo de consejero y vicesecretario del consejo de administración. En mayo de 2016 el consejo aceptó su dimisión como vicesecretario. Previamente a su nombramiento como consejero ejecutivo en julio de 2016, fue socio del bufete de abogados Osborne Clarke en España. Es licenciado en Derecho por la UB.

 

Por su parte, Víctor Grífols Deu se incorporó al grupo en 2001 como analista en el departamento de planificación y control y en 2008 fue nombrado director de planificación y control, así como miembro del comité ejecutivo. Víctor Grifols Deu formó parte del equipo que analizó y ejecutó la integración de las operaciones de Alpha Therapeutics, Talecris Biotherapeutics y de la división diagnóstico transfusional de Novartis tras sus adquisiciones.

 

Es licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat Ramon Llull–IQS de Sarrià y cuenta con un postgrado en Administración y Dirección de Empresas por la Michael Smurfit Business School de Dublín.

 

 

 

 

 

 

En la actualidad, Grifols es una compañía que cuenta con cuatro divisiones: bioscience, diagnostic, hospital y bio Supplies, que desarrollan, producen y comercializan soluciones y servicios en más de 110 países.

 

Con el plasma obtenido, Grifols produce medicamentos esenciales para tratar enfermedades crónicas, raras y, en ocasiones, muy graves. En 2021, la farmacéutica española obtuvo un beneficio de 182,3 millones de euros, frente a los 618,5 millones de euros registrados en 2020.

Me interesa
Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

1 comentarios
Frederic QUINTANA
18 May 2022 — 17:20
Los hemoderivados de GRIFOLS son autènticos medicamentos, necesarios para el tratamiento de enfermedades que también se padecen en ESPAÑA. Las dificultades que tiene la Empresa para obtener plasma aquí, hace que los pacientes españoles dependan del altruismo de donantes de otros paises para ser tratados. ABSURDO.
...