Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

17 Feb 202022:06

h Empresa

2019: un año de litigios y compras en los grandes grupos farmacéuticos

24 Dic 2019 — 04:56
Por M.M.A.
Compartir
Me interesa

Las principales multinacionales dedicaron los últimos doce meses a desprenderse de negocios no estratégicos y volcarse en el segmento de los medicamentos.

2019: un año de litigios y compras en los grandes grupos farmacéuticos

 

Presión creciente en los precios por las políticas de eficiencia del gasto en la Administración, elevados costes de I+D+i y la constatación de que start ups y empresas de menor tamaño son más ágiles a la hora de identificar nuevas terapias de alto valor añadido.

 

La receta no es la que los altos ejecutivos querrían, pero es la que se ha encontrado el sector farmacéutico en 2019 y la que se esconde tras la gran cantidad de movimientos corporativos que se han producido en los últimos doce meses. “Se estiman desinversiones por valor de más de 200.000 millones de dólares (180.481 millones de euros) en los próximos años”, según un estudio elaborado por EY.

 

“Los laboratorios están optimizando su cartera de productos, especializándose en áreas terapéuticas concretas y vendiendo divisiones no estratégicas”, apunta Silvia Ondategui-Parra, socia global de life sciences en esta firma de servicios profesionales. Es más, cinco de los seis grandes grupos farmacéuticos a escala global fueron protagonistas en ambas direcciones, tanto con la adquisición de compañías muy especializadas en una línea de investigación concreta, como en la desinversión de lo que se consideran activos no estratégicos.

 

 

 

Las previsiones de la consultora se han superado ampliamente, pues los datos recopilados por Bloomberg hasta el tercer trimestre revelan operaciones corporativas por valor de 278.000 millones de dólares (250.871 millones de euros), que equivale al 12% de todas las fusiones y adquisiciones realizadas a nivel global en todos los sectores. Es más, sólo entre julio y septiembre se realizaron transacciones por 171.000 millones de dólares (154.313 millones de euros), más que en todo 2018 para esta industria.

 

El sector tampoco ha estado al margen de la polémica, pues en Estados Unidos se enfrenta a una de sus mayores crisis tras el alud de demandas por el suministro de opiáceos que generaban adicción y se ha cobrado la vida de 400.000 personas en la última década. Las multinacionales se enfrentan a demandas millonarias, y resolver estos litigios, al margen de campañas de imagen, irá a costa de su beneficio. 

 

 

Johnson&Johnson, un año delitigios por los opioides

Johnson&Johnson afrontó un 2019 marcado por la crisis de los opioides. El mayor grupo farmacéutico a nivel mundial recibió una sanción calificada de histórica por su papel en la promoción de unos analgésicos recetados que creaban adicción y que se habrían cobrado miles de vidas durante la última década en Estados Unidos. La multinacional estadounidense trató de zanjar este asunto en octubre con una oferta de 4.000 millones de dólares (3.620 millones de euros) para indemnizar a los afectados.

 

La compañía facturó 61.312 millones de dólares (55.696 millones de euros) en los primeros nueve meses de 2019, apenas un 0,2% más. El beneficio neto, a la espera del impacto de las indemnizaciones, mejoró un 15,8%, hasta 14.189 millones de dólares (12.890 millones de euros). 

 

 

Roche amplía su presencia en EEUU con Spark Therapeutics

Roche ha dedicado 2019 a sortear todos los obstáculos regulatorios para poder adquirir Spark Therapeutics. El grupo suizo presentó en febrero una oferta de 4.300 millones de dólares (3.789 millones de euros) por el 100% de la compañía estadounidense, pero no fue hasta diciembre cuando obtuvo el visto bueno de la Comisión Federal de Comercio de EEUU. “Su experiencia en el conjunto de la cadena de valor de las terapias genéticas puede ofrecer nuevas oportunidades de tratamiento para enfermedades graves”, defiende la multinacional sobre esta compra.Roche obtuvo una facturación de 46.066 millones de francos suizos (41.700 millones de euros) entre enero y septiembre, un 9,4% más. Hasta junio, el beneficio neto mejoró un 19%, con 8.904 millones de francos (8.100 millones de euros).

 

 

Pfizer escala posiciones a golpe de adquisiciones

Pfizer ha sido una de las compañías más activas durante el último año, en el que sus ventas crecieron un 15% hasta septiembre, con 39.062 millones de dólares (35.215 millones de euros).

 

El grupo norteamericano compró en febrero el 15% de Vivet Therapeutics por 45 millones de euros, cifra que podría llegar a 560 millones en función de los hitos comerciales que logre la empresa de terapia génica. En mayo pagó 700 millones de euros por Terachon Holding, una biotecnológica especializada en enfermedades raras, pero el gran golpe llegó en junio con la compra de Array Biopharma por 10.644 millones de dólares (9.488 millones de euros). Además, la Comisión Europea (CE) autorizó en julio su acuerdo con GSK para fusionar sus negocios de medicamento sin receta.

 

 

Novartis pone el foco en sus medicamentos de marca

Novartis decidió volcarse en sus medicamentos de marca  y en 2019 dio pasos importantes. De entrada, el grupo suizo completó en abril la salida a bolsa de Alcon, su división de equipamiento oftalmológico y fabricación de lentillas que ahora opera como compañía independiente.

 

El grupo mantiene su apuesta por la especialidad de los ojos, como quedó reflejado en mayo con el pago de 3.040 millones de euros a la japonesa Takeda por Xiidra, medicamento para tratar la enfermedad del ojo seco. En noviembre, acordó la compra de Medicines Co por 6.180 millones de euros para hacerse con un tratamiento contra el colesterol. Novartis facturó un 5% entre enero y septiembre, hasta 31.453 millones de euros, pero el beneficio neto se desplomó un 48%, hasta 5.402 millones de euros.

 

 

Bayer suelta lastre tras la difícil digestión de Monsanto

Bayer cerró en 2018 una de sus mayores operaciones corporativas con la compra de Monsanto, pero sus consecuencias se han extendido a 2019. Entre enero y septiembre, los costes asociadas a la compra del productor de agroquímicos influenció en el descenso del 54,2% del beneficio neto, hasta 2.677 millones de euros. Y eso que la facturación subió un 24,3%, hasta 32.795 millones de euros.

 

Los últimos doce meses no ayudan a una comparativa real del negocio, pues se produjeron tanto adquisiciones como desinversiones. En un año ha vendido su protector solar Coppertone por 489 millones de euros, su filial de salud animal por 6.850 millones de euros, y la marca de productos para el tratamiento de los pies Doctor Scholl’s por otros 524 millones de euros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...