Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

28 Nov 202222:56

h Empresa

Able Human Motion busca medio millón de euros para validar su exoesqueleto

23 Abr 2021 — 05:00
Por D. Punzano
Compartir
Me interesa

La start up que desarrolla exoesqueletos robóticos para personas con discapacidades llevará a cabo esta ronda puente para hacer otra de cuatro millones de euros en 2022.

Able Human Motion busca medio millón de euros para validar su exoesqueleto

 

Able Human Motion acelera en 2021. La start up española buscará medio millón de euros este año para validar su exoesqueleto. La compañía de dispositivos médicos desarrolla exoesqueletos robóticos para personas con discapacidades.

 

La empresa tiene previsto iniciar esta ronda de financiación a finales de año, según explica Alfons Carnicero, cofundador y consejero delegado de Able, a PlantaDoce. “El objetivo es tener el producto certificado en 2022 y levantar entonces cuatro millones de euros para la entrada al mercado europeo”, afirma.

 

La start up estima su llegada al mercado a finales de 2022, empezando por España y Alemania, que son los países que más conoce. Después, también llegaría a los países nórdicos, Países Bajos y Bélgica. En 2024, la compañía prevé aterrizar en Francia, Reino Unido e Israel, a la vez que comenzará el proceso de validación con la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para empezar a comercializar en 2025.

 

 

 

 

 

Able aspira en cinco años a impactar en 5.000 pacientes. Por ello, la empresa está realizando ensayos clínicos en el Hospital Universitario de Heidelberg (Alemania), en el Institut Guttman de Badalona y el Hospital Asepeyo Barcelona en Sant Cugat. En total, participan cuarenta pacientes.

 

La compañía está llevando a cabo estos estudios con la finalidad de demostrar que el dispositivo es seguro en un entorno hospitalario y recibir las impresiones de los pacientes para incorporarlo. La start up prevé terminar los ensayos clínicos en julio de 2021 y empezar el proceso de certificación este mismo año.

 

El exoesqueleto desarrollado por Able está destinado, en primer lugar, para pacientes con lesiones medulares. Estas personas, sin fuerza ni sensibilidad en las piernas, se colocan el dispositivo, que es quien hace la fuerza tras detectar los movimientos que desea hacer la persona que lo utiliza.

 

 

 

 

 

Able calcula que hay cinco millones de personas con lesiones medulares en todo el mundo y esta cifra se incrementa con medio millón de personas más cada año. El dispositivo promueve su movilidad y es beneficioso para su salud, ya que las lesiones medulares tiene otros problemas de salud asociados como cardiovasculares o psicológicos.

 

A partir de este primer producto, la start up está desarrollando “un segundo dispositivo para personas que han sufrido ictus”, indica Carnicero. Se estima que cada año hay quince millones de personas que sufren un ictus y este dispositivo permitirá que lleven una vida más activa.

 

Por último, la compañía también trabaja en otro dispositivo enfocado a la gente mayor para que estén más activas y retrasar así el uso de la silla de ruedas. Cuando llegue al mercado, el exoesqueleto de Able será el más ligero, ya que pesa ocho kilogramos frente a los veinte kilogramos de sus competidores, y cuenta con una aplicación móvil, Able Care, manejada por un terapeuta para personalizar la terapia.

 

 

 

 

 

Able se fundó en 2018 por iniciativa de Carnicero, Alex García y Josep Maria Font tras una investigación iniciada en 2013 en la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) con el objetivo de desarrollar un dispositivo ligero, fácil de usar y económico. Desde su fundación, la start up ha captado 2,3 millones de euros: 1,6 millones de euros de subvenciones públicas y 700.000 euros de una ronda de financiación.

 

La empresa tiene su sede en el Centre de Recerca en Enginyeria Biomèdica de Barcelona y tiene trece trabajadores. La compañía ha recibido financiación de Banco Sabadell a través de BStartup Health, Genesis Biomed, diversos business angels d’Esade Ban y un business angel estadounidense, además de familiares y amigos. Los fundadores de la start up mantienen la mayoría del capital. Además, Able tiene una alianza estratégica con Toyota, socio oficial de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, y ambas empresas quieren llevar el exoesqueleto a París 2024.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...