Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

24 Sep 202114:54

h Empresa

Ribera Salud acelera: crece en más de 100 millones en 2020 y apunta a los 550 millones

26 Nov 2020 — 05:00
Por A. Escobar
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El grupo hospitalario privado español prepara inversiones, de cara al próximo ejercicio, por valor de 18 millones de euros para adquirir nueva tecnología, reforzar sus equipamientos y mejorar en aspectos de innovación. La compañía reforzará también su filial tecnológica Futurs, que respalda a empresas innovadoras en el sector de la salud, con una nueva oficina en Madrid y duplicando su plantilla.

Ribera Salud acelera: crece en más de 100 millones en 2020 y apunta a los 550 millones

 

Ribera Salud, a por un paso de gigante a pesar del Covid-19. El grupo hospitalario español, uno de los principales operadores del sector sanitario privado del país, confía en incrementar en más de cien millones de euros su facturación en 2020 en comparación con la cifra alcanzada en 2019, hasta superar los 500 millones de euros, según las primeras estimaciones realizadas y adelantadas por la consejera delegada del grupo, Elisa Tarazona, a PlantaDoce.

 

De acuerdo con la previsión que maneja la primera espada de Ribera Salud, el grupo de origen valenciano pasaría de facturar 440 millones de euros en 2019 a alcanzar 550 millones de euros en el presente ejercicio, según Tarazona. La ejecutiva sostiene que se trata de una primera estimación y que el resultado está condicionado por la evolución que tiene y pueda seguir teniendo la pandemia.

 

El grupo ha mantenido una evolución ascendente en su cuenta de resultados después de que en 2018 la cifra de negocio se situara alrededor de los 350 millones de euros. El crecimiento se ha visto impulsado por numerosas operaciones corporativas que el grupo hospitalario ha ido materializando en los últimos meses e incluso años.

 

 

 

 

La última y más destacada operación corporativa de Ribera Salud es la que tiene que ver con el Hospital Polusa de Lugo. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv) autorizó el pasado 10 de noviembre la adquisición por parte de Ribera Salud de este complejo sanitario gallego.

 

El Hospital Polusa es un centro sanitario que ofrece una cobertura asistencial general en Lugo. La instalación cuenta con 97 camas, cinco quirófanos, unidad de pacientes geriátricos, hospital de día oncológico, radiodiagnóstico, laboratorio clínico y una plantilla de 135 profesionales. En Galicia, un año antes, Ribera Salud también se hizo con el control del Hospital Povisa de Vigo. En ese caso, el operador valenciano adquirió el 93% del centro vigués a Nosa Terra.

 

Con más de 40.000 metros cuadrados, Povisa es el centro hospitalario privado más grande de España. En el ámbito público, gestiona para el Servicio Gallego de Salud (Sergas) y da atención a más de 120.000 ciudadanos en la comunidad autónoma.

 

 

 

 

 

 

En cuanto a las inversiones, Tarazona adelanta que Ribera Salud cuenta con un plan para 2021 que está cifrado en 18 millones de euros. Esta cantidad está reservada para acometer proyectos de infraestructura, de remodelación, para comprar alta tecnología y seguir invirtiendo en innovación “para dar una respuesta distinta a la que ya estamos dando en sistemas predictivos e inteligencia artificial”, destaca la consejera delegada del grupo.

 

La ejecutiva destaca que Ribera Salud cuenta con una estrategia definida de crecimiento, aunque por el momento evita dar más detalles al respecto. “A escala interna y transversal en los últimos meses hemos creado Ribera Lab, la línea de diagnóstico por laboratorio; el resto de proyectos los contaremos cuando sean una realidad”, señala.

 

La compañía no descarta, además de seguir creciendo en España, donde está presente en Valencia, Madrid, Galicia y Extremadura, centrar esfuerzos en el extranjero. De hecho, en octubre de 2019 Ribera Salud adquirió el grupo checo OB Klinika, con presencia en Praga. Un año antes, la empresa se hizo con una participación mayoritaria de la eslovaca Pro Diagnostic Group, especializada en radiología y medicina nuclear.

 

 

 

 

 

 

Por otro lado, la compañía también centra sus esfuerzos en su filial tecnológica, Futurs. Esta cuenta con más de 150 trabajadores y la intención del grupo es duplicar la cifra de trabajadores en los próximos meses, según reconoce Tarazona.

 

Futurs tiene una apuesta clara por la tecnología e innovación como elementos catalizadores para la transformación de la sanidad. La filial de Ribera Salud participa en el proyecto Corporate de Lanzadera, en el que respalda a distintas start ups sanitarias. Futurs, además, abrirá en breve una nueva central en Madrid.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...