Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

17 Sep 201908:30

h Entorno

Las exportaciones de tecnología y equipo sanitario español descienden en 2018 por primera vez

11 Mar 2019 — 04:56
Por Albert Cadanet
Compartir
Me interesa

El valor de las exportaciones e importaciones con Bélgica, Alemania y Países Bajos, los tres mayores clientes del país, se redujo notablemente en el último ejercicio.

El comercio de tecnología y equipamiento sanitario español desciende por primera vez

 

La salud en España pierde fuelle en el marco internacional. Por primera vez desde 1999, año en el que empezaron a registrarse los datos de comercio con el exterior, las importaciones y exportaciones en tecnología y equipamiento sanitario entre España y Europa se han contraído. Así lo demuestran los últimos datos del Instituto de Comercio Exteriros (Icex) referentes a 2018, publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

 

En concreto, España exportó tecnología y equipamiento sanitario por valor de 59.174 millones de euros en 2018, un 3,83% menos respecto al ejercicio anterior. Por otra parte, las importaciones sufrieron una reducción interanual del 3,26%, registrando un importe total de 54.584 millones de euros.

 

De esta forma, el país pone fin a veinte años consecutivos de crecimiento en ambos campos, con la única excepción de 2004. Entonces, las importaciones de este tipo de productos aminoraron tan sólo un 0,01% respecto a 2003. Incluso durante la segunda recesión en España, entre 2011 y 2013, el valor de las transacciones en este campo subió por encima del 5%.

 

 

La contracción de este último año viene marcada por el enfriamiento en las relaciones comerciales que ha tenido España con sus principales clientes. Bélgica y Alemania, dos de los mayores clientes del país, redujeron notablemente su volumen de compras al mercado ibérico. El estado teutón lo rebajó en un 4%, mientras que Bélgica lo hizo en un 21,4%.

 

Países Bajos, el otro territorio importador de una alta cantidad de tecnología española, también congeló sus compras. En 2017, el conjunto de pagos se incrementó un 10,2% respecto a 2016, mientras que la variación interanual en 2018 fue solamente del 0,06%.

 

Del mismo modo, las importaciones que España ha cerrado con estos tres países han descendido considerablemente. El caso de Bélgica vuelve a ser especialmente relevante, ya que las compras a este país descendieron un 17,8%.

 

 

Con todo, España sigue manteniéndose como un país exportador de tecnología y equipamientos sanitario, con una balanza comercial positiva de 4.589 millones de euros. Aun así, los últimos datos revelan que la diferencia entre importaciones y exportaciones se ha reducido.

 

En 2017, esta cantidad rebasó los 5.000 millones de euros, un 10% menos respecto al ejercicio anterior. 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...