Público

País Vasco invierte 1,9 millones de euros en catorce unidades de cuidados en Gipuzkoa

El Gobierno vasco ha firmado este convenio para conectar los servicios sociales, sanitarios y comunitarios. La inversión tendrá una duración de dos años para impulsar los ecosistemas de cuidados.

PlantaDoce

17 may 2023 - 11:30

El deporte una opción esencial contra la enfermedad coronaria

 

Inversión sanitaria. País Vasco ha destinado 1,9 millones de euros en catorce unidades de cuidados en Gipuzkoa inversión que tendrá una duración de dos años. El objetivo es conectar servicios sociales, sanitarios y comunitarios para ofrecer servicios de cuidados a personas frágiles y dependientes. Así, una persona recibirá en su domicilio una atención integral.

 

País Vasco y Gipuzkoa están haciendo cambios en sus áreas de atención y cuidados para garantizar unos servicios de calidad para todas las personas. A través de esas experiencias, se conectan e integran los servicios sociales, sanitarios y comunitarios en un único ecosistema, que permite prevenir y detectar la fragilidad entre las personas mayores, así como retrasar situaciones de dependencia.

 

Nerea Melgosa, consejera de sanidad de País Vasco, destaca que “cada hospital, cada centro de atención a la dependencia, cada organización comunitaria y cada servicio público debe de estar vinculado e interrelacionado con los demás, compartiendo información y recursos para el beneficio colectivo”.

 

 

Actualmente, catorce ecosistemas se han puesto en marcha con este plan mediante el apoyo de Zaintza HerriLab, y en un futuro a corto plazo se prevé que más municipios se sumen a este proyecto. Los ecosistemas están ya en desarrollo en Donostia, Errenteria, Arrasate, Hernani, Pasaia, Azpeitia, Elgoibar, Oiartzun, Aretxabaleta, Urretxu, Usurbil, Zestoa, Legorreta y Lizartza.

 

Estos municipios tienen la particularidad que los cambios se harán en torno a los cuidados, tanto en el domicilio como en los centros residenciales, partiendo de las necesidades y preferencias de cada persona. Desde lo local, se conectan los servicios sociales y sanitarios, y se apoya la creación de nuevos e innovadores servicios, con la activa participación de la comunidad, así como de las propias familias.

 

“El ecosistema de cuidados no es sólo una red de servicios sociales, sanitarios y comunitarios; es un compromiso que va más allá de los límites tradicionales y que nos permite atender a las personas que más lo necesitan de forma colectiva y coordinada”, explica Melgosa.