Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

01 Abr 202022:57

h Público

La Generalitat valenciana fulmina a catorce directivos de Ribera Salud en el primer día de la reversión

02 Abr 2018 — 11:17
Por PlantaDoce
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La Consejería de Sanidad notifica el despido por “razones objetivas”, una medida que SanitatSolsUna califica de “escabechina” con trasfondo político.

La Generalitat valenciana fulmina a catorce directivos de Ribera Salud en el primer día de la reversión

 

Acción quirúrgica en el Hospital de Alzira. La Generalitat valenciana ha utilizado el primer día tras la reversión de la gestión del hospital valenciano para despedir de forma fulminante a catorce directivos del centro de la Ribera, que durante la mañana de ayer recibieron sendas notificaciones de despido firmadas por la consejera valenciana de Sanidad, Carmen Montón, y el subdirector general de Recursos Económicos, José Luis Sanchis Oliver.

 

Según el diario Levantela notificación se realizó sólo unas horas después de que se formalizase el fin del contrato de la Unión Temporal de Empresas (UTE) Ribera Salud II, que gestiona el Hospital de Alzira desde hace veinte años. Los despidos se sustentan en “razones objetivas” en aplicación del artículo 52.c del Estatuto de Trabajadores.

 

Entre los directivos cesados se encuentra Javier Palau, director gerente de Ribera Salud, y Vicente Palop, director médico asistencial, que, junto al resto de más de 1.400 trabajadores que tenían contrato indefinido en el hospital, fueron subrogados por la Administración valenciana al tomar el control del centro.

 

Montón ha apuntado que “lo lógico es que entra un nuevo equipo que sustituye al antiguo”, mientras que la plataforma SanitatSolsUna, defensora del llamado modelo Alzira, ha apuntado que los directivos despedidos son “las primeras víctimas políticas” de la reversión y ha apuntado que la Consejería está realizando una “escabechina”.

 

 

 

 

Según la plataforma, la Generalitat “ha tardado exactamente ocho horas en confirmar que mentía cuando dijo que contaba con todos los profesionales tras la reversión del Hospital de La Ribera”.

 

La reversión de la concesión del Hospital de Alzira ha generado una fuerte controversia en el sector médico, con posturas fuertemente enfrentadas. La semana pasada, el propio Palau afirmó que la reversión a gestión pública directa del Departamento de Salud de la Ribera, “no supone el fin del modelo Alzira, que continúa aquí y fuera de nuestras fronteras”.

 

“Mientras en los países más avanzados de la Unión Europea y de todo el mundo se apuesta por la cooperación público-privada para garantizar el mejor servicio y su sostenibilidad, en la Comunitat Valenciana retrocedemos a un modelo tradicional y conservador, propio de hace 20 años”, dijo Palau.

 

El ya ex gerente del departamento sanitario reivindicó en una rueda de prensa la mayor eficacia y eficiencia de este modelo, y calificó la decisión de no prorrogar el contrato de “poco brillante” y carente de criterios técnicos. La decisión, a su juicio, está “sólo fundamentada en el sectarismo”.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...