Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Diario económico del negocio de la salud

26 Ene 202218:51

h Empresa

Las ‘farma’ españolas encogen un 37% su beneficio hasta septiembre

16 Nov 2021 — 05:00
Por A. E.
Compartir
Me interesa

Faes Farma y Rovi son las dos únicas compañías que mejoraron sus ganancias. Almirall, Pharma Mar y Reig Jofre, sin embargo, redujeron su beneficio durante los primeros nueve meses del año.

Las ‘farma’ españolas encogen un 37% su beneficio hasta septiembre

 

El sector farmacéutico español sigue perdiendo músculo más de un año y medio después del estallido del Covid-19 en España. Las compañías españolas cotizadas del sector redujeron en más de cien millones de euros su resultado neto conjunto a cierre del tercer trimestre de 2021 en comparación con el mismo periodo de 2020, hasta situarse por debajo de los 200 millones de euros, lo que se traduce en un descenso del 37%.

 

Es imprescindible destacar que Grifols es la única compañía cotizada que ha decidido no dar a conocer públicamente sus resultados del trimestre y que, por lo tanto, la suma excluye a la multinacional especializada en la producción de hemoderivados, la compañía con una mayor capitalización bursátil de las seis cotizadas.

 

El beneficio neto conjunto de Almirall, Rovi, Faes Farma, Pharma Mar y Reig Jofre pasó de 303,4 millones de euros a cierre de septiembre de 2020 a 190,6 millones de euros de enero a septiembre de 2021, según los resultados económicos hechos públicos por las farmacéuticas. Pharma Mar, Reig Jofre y Almirall empeoraron su resultado neto en un periodo marcado, todavía, por la crisis del Covid-19 a escala global. 

 

La farmacéutica española que más vio alterada de forma negativa su rentabilidad fue Almirall. El laboratorio propiedad de los Gallardo cerró el periodo acumulado de enero a septiembre de 2021 con unas pérdidas de 39 millones de euros, frente al beneficio de 57,1 millones de euros del acumulado hasta el noveno mes de 2020, por el deterioro del valor contable del activo intangible de Seysara (69 millones de euros), la cartera legacy de Estados Unidos (22 millones de euros) y el pago por la opción de compra de Bioniz, finalmente no ejecutada (12 millones de euros).

 

 

 

 

 

La segunda empresa más damnificada es Pharma Mar. El laboratorio de origen gallego cerró septiembre con un beneficio de 54,7 millones de euros, frente a los 131 millones de euros registrados en los nueve primeros meses de 2020.

 

La diferencia se debe, según justifican desde Pharma Mar, por la caída de ingresos por licencias y desarrollo, que se debe al pago inicial de un acuerdo de licencia con Jazz Pharmaceuticals, así como por la aprobación de lurbinectedina en Estados Unidos. Estos hechos se produjeron en el primer semestre de 2020 y se están reconociendo en la cuenta de resultados en función del grado de avance de los compromisos contractuales, según detalla la farma.

 

Reig Jofre cerró el acumulado hasta septiembre con un beneficio de 5,1 millones de euros, lo que se traduce en un descenso del 3,8% en comparación con el mismo resultado del mismo periodo de 2020. Desde la farmacéutica catalana señalan que este receso se debe al impacto de las nuevas inversiones.

 

 

 

 

 

Las inversiones realizadas este año, que se elevan a 10,9 millones de euros, se han centrado en la renovación de las instalaciones y la infraestructura de la planta de antibióticos de Toledo y en la adecuación de la de Barcelona para la fabricación de la vacuna de Janssen contra el Covid-19.

 

En sentido contrario, la compañía mejor parada es Rovi. La farmacéutica, que se encarga de la producción de la vacuna de Moderna, registró un beneficio neto de 98,9 millones de euros a cierre de septiembre de 2021, lo que supone duplicar el resultado obtenido en el mismo periodo de 2020.

 

Desde la compañía explican que el contrato sellado con la estadounidense Moderna, tanto para la fabricación del principio activo como para el llenado y acabado de su vacuna del Covid-19, representa una de las “principales palancas de crecimiento”.

Por su parte, Faes Farma elevó su beneficio por encima del 12%, hasta alcanzar 71,2 millones de euros. La compañía atribuye la mejora de su resultado neto a la recuperación de los ingresos y el cobro de 3,5 millones de milestone neto de Hikma.  

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...