Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario económico del negocio de la salud

19 Mar 201921:57

h Empresa

Las ‘big six’ del ‘farma’ español, a la conquista del mercado global

04 Oct 2018 — 04:58
Por A. Escobar
Compartir
Me interesa

Grifols y Almirall confían en continuar ganando presencia comercial en Estados Unidos, mientras que Reig Jofre se acaba de introducir en el mercado indonesio.

 

Las ‘big six’ del ‘farma’ español, a la conquista del mercado global

 

Grifols, Almirall, Reig Jofre, Rovi, Pharma Mar y Faes Farma, las compañías farmacéuticas españolas con presencia en el mercado continuo tienen sus sedes en Madrid o Barcelona, además de plantas de producción repartidas por distintos lugares de la geografía española. No obstante, ¿cuál es su huella internacional? Más allá del territorio nacional, ¿dónde están presentes estas empresas?

 

Grifols, la compañía farmacéutica propiedad de la familia Grifols, tiene su sede corporativa central en la localidad barcelonesa de Sant Cugat del Vallès, pero además cuenta con plantas industriales en Parets del Vallès (Barcelona) y en Las Torres de Cotillas (Murcia). Fuera del territorio nacional, la multinacional especializada en productos hemoderivados tiene plantas en las ciudades estadounidenses de Clayton, Melville y Los Ángeles, así como en Guadalajara (México), Düdinguen (Suiza) y Melbourne (Australia).

 

El primer salto internacional de Grifols se produjo en 1988, año en el que la compañía farmacéutica constituye Movaco Portugal, su primera filial internacional. Desde entonces y hasta la fecha, la compañía tiene presencia en más de 32 países, entre los que se encuentra Estados Unidos, Canadá, Brasil o China. De hecho, es en Estados Unidos donde la multinacional despliega la mayor parte de su actividad. Un 70% de su producción se reparte en las casi 200 plantas de plasma y en los centros de investigación que tiene distribuidos por todo el territorio.

 

 

 

 

 

Grifols mira ahora a China. Según Víctor Grifols y Raimon Grifols, consejeros delegados del gigante farmacéutico, la empresa se propone “dar un salto de calidad” en el país asiático, donde quiere crecer en presencia y negocio, y mantener la senda de adquisiciones de los últimos años si aparecen proyectos que encajen con su plan estratégico. Grifols cerró el primer semestre del año con un beneficio neto de 319 millones de euros, un 14,8% más respecto al mismo periodo del año anterior. 

 

Almirall tiene su sede central en la calle General Mitre de Barcelona, pero su presencia también se enmarca fuera de las fronteras españolas. La farmacéutica propiedad de los Gallardo ha consolidado la presencia de sus productos a escala internacional a través de sus propias filiales y acuerdos de venta con otras empresas en países como Estados Unidos, Japón y China, entre otros. Aunque los productos de Almirall están disponibles en más de setenta países, la multinacional tiene 13 filiales que se encuentran ubicadas en Portugal, Italia, Suiza, Austria, Polonia, Francia, Bélgica, Países Bajos y Estados Unidos, entre otros países.

 

Según ha comunicado Almirall esta semana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv), el grupo confía en alcanzar un pico de ventas de entre 150 millones de dólares (130 millones de euros) y 200 millones de dólares (173 millones de euros) con el lanzamiento de un nuevo antibiótico en Estados Unidos en 2019. Las ventas de Almirall en Europa, Oriente Medio, América, Asia y África ascendieron a 208,1 millones de euros a cierre del primer semestre de 2018, frente a 212,8 millones de euros de un año antes.

 

 

 

 

 

Por su parte, Reig Jofre, que tiene su sede corporativa en la localidad catalana de Sant Joan Despí, también ha abrazado la internacionalización como un pilar estratégico en su actividad comercial. La compañía de la familia Reig tiene disponibles sus productos en más de 130 países, si bien es cierto que dispone de ocho oficinas comerciales situadas en Madrid, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Mónaco, Portugal, Reino Unido, Suecia, Singapur y en Chesterfield (Estados Unidos). Asimismo, la farmacéutica cuenta con centros de producción propios en Toledo y en la ciudad sueca de Malmo, después de que en 2009 adquiriese Bioglan.

 

A principios de septiembre Reig Jofre llevó a cabo el salto comercial a Indonesia, con el lanzamiento de un nuevo anestésico, tras firmar un acuerdo con la compañía Kimia Farma. En la actualidad un total de ocho productos farmacéuticos de Reig Jofre están en proceso de registro en Estados Unidos y la farmacéutica española espera añadir tres más en lo que queda de año, por lo que confía en entrar en este mercado en 2019.

 

Los laboratorios madrileños Rovi también dan el salto al exterior. Tras haber mantenido hasta ahora toda su infraestructura en España, la compañía farmacéutica de la familia López-Belmonte ha decidido expandirse en Europa. De momento, la compañía ya ha instalado una estructura comercial en Alemania, Reino Unido, Francia e Italia y, próximamente, cerrará esta primera etapa de expansión europea con la apertura de una filial en Polonia.

 

 

 

 

 

Faes Farma tiene su sede en Madrid, una fábrica y un centro de investigación en Leioa (País Vasco) y una filial en la localidad portuguesa de Vitoria. Los productos de la compañía están presentes en más de sesenta países. Faes Farma logró un beneficio neto de 29,1 millones de euros en el primer semestre del año, un 37,5% más que en el mismo periodo de 2017.

 

Por su parte, Pharma Mar, empresa radicada en Colmenar Viejo (Madrid), abrió entre 2012 y 2015 cuatro filiales en Italia, Alemania, Francia y Reino Unido. En 2015, la compañía entra en los mercados de Japón y estados Unidos con su producto antitumoral Yondelis. Asimismo, el pasado septiembre, la firma solicitó a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) el inicio de cotización de sus acciones en el país a través de los “American Depositary Shares”, títulos físicos que respaldan el depósito en un banco estadounidense de acciones de compañías que han sido constituidas fuera del país.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@plantadoce.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

PlantaDoce no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...